Tips para la Vida Activa. Parte II

23.11.18

Share to Facebook Share to Twitter Pin This


¡Hola! Continuamos con esta serie de consejos y trucos para cuando hacemos deporte y mejorar nuestro bienestar, y que ya arrancamos hace unas semanas:

#Sujetador
No todos los sujetadores sirven y son adecuados cuando hacemos ejercicio físico. Es necesario llevar un sujetador deportivo, que ha sido diseñado específicamente para ello, y más sobre todo, si tenemos una talla grande de pecho. Las mujeres con mucho pecho suelen sentir dolor cuando hacen deporte y están más incómodas. Por eso, lo mejor es utilizar un sostén deportivo de tiras anchas que dará más soporte a la espalda evitando forzar tanto el cuello.

#Maquillaje de ojos
A mi no me gusta ir pintada al gimnasio ni cuando ejercicio; sin embargo, si salgo directamente del trabajo y voy con el tiempo justo para hacer deporte, no me da tiempo a limpiarme la cara así que en algunas ocasiones he ido maquillada, y lo que es peor, maquillada desde primera hora de la mañana. Con el sudor hay muchas probabilidades de que el maquillaje, sobre todo, de los ojos se corra. Para evitarlo y ya sabiendo que iré directa desde la oficina, os recomiendo utilizar sombras de ojos y máscara de pestañas waterproof, esto es resistentes al agua, y que sean duraderas. Otra opción es utilizar un primer de ojos, una base que ayuda a que todo esté en su sitio pase lo que pase.



#Mal Olor
Además del sudor, hay personas que le huelen mucho los pies cuando hacen ejercicio. En la medida de lo posible, recomiendo no usar las mismas zapatillas todos los días. Es mejor alternar con diferentes modelos que tangamos para que se sequen, se aireen y no alberguen hongos.

#Perfume
Si vamos a hacer deporte, el aroma y las esencias se disparan con el clima caliente. Por eso, limitad la aplicación de perfume en el cuello, y optad por fragancias más frescas de colonia, vaporizadas y sin aplicar en un sitio en concreto.

#Picor en los muslos
No se si os pasado alguna vez que, cuando hacéis ejercicio físico al aire libre durante el invierno, los muslos empiezan a picar y arder. Además de que suele pasar porque empieza la sangre a circular, el sudor, la fricción y el frío también contribuyen a esta comezón pues pueden aumentar la sensibilidad a las telas sintéticas. Emplead tejidos naturales, a ser posible de algodón, omitid el suavizante en los lavados, y cuando lleguéis a casa ducharos rápidamente para quitaros la sal del sudor, secaros suavemente e hidratar la piel con crema body lotion.

#Sudor
Cuando nos movemos y empezamos a tener calor es probable que gotas de sudor se deslicen por nuestra cara. Es inevitable a la par que vergonzoso. Por lo menos, a mi no me gusta. Si sudáis mucho para evitarlo utilizad una gorra estilo béisbol, una banda de sudor tipo McEnroe, un pañuelo… algo que os ayude a retener el sudor.

#Músculos doloridos
Para calentar y vigorizar los músculos doloridos, os recomiendo aplicaros una loción de jengibre para el cuerpo. También, podéis rallar un poco de jengibre fresco y mezclarlo con vuestra crema corporal.



Que paséis un buen fin de semana y nos vemos el lunes!


Imagen vía Gica Tam