Arte Culinario: Maceraciones y Condimentos

18.12.17

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
http://www.encasadeoly.com/2017/12/arte-culinario-maceraciones-y-condimentos.html



¡Hola! Hoy voy a hablar de la importancia de la maceración, un arte culinario olvidado por muchas, y que en la época de nuestras abuelas, era fundamental para mantener y cocinar los alimentos.

La maceración y condimentación se aplica tanto a carnes como a pescados, y unas veces es para seguir una determinada receta, otras (y aquí viene lo importante) como un medio excelente de conservar los productos que se adquieren frescos en el día y podemos evitar así su congelación, y otras veces para evitar ese regusto que despiden cuando llevan varios días en la nevera.

La maceración se suele preparar a base de aceite, vinagre o si prefieres un sabor más suave de limón, de sal, pimienta, ajo, perejil, cebolla picada, y dependiendo de si se trata de una receta específica, de otros condimentos.

En este jugo que hemos preparado se sumergen los alimentos que queremos macerar, dejándolos de 12 a 24 horas.

Lo que mejor funciona es introducir todo en una bolsita típica de congelación pues así no olerá dentro del frigorífico, y la carne o pescado estará completamente bañada en el jugo.

Una vez pasado el tiempo, ya estarían listos los alimentos para cocinarse de igual forma que se hubiera hecho antes de su condimentación. Os recomiendo este paso para carnes como los filetes de pollo, o pescados blancos de débil sabor. ¡Quedan deliciosos!


Imagen vía Cooking with Sugar

De hecho, os doy otra recomendación para mejorar el sabor si trata de carne cocinada tras una maceración o si está poco fresca. Una vez pasada por la sartén la carne, esta se retira y en el jugo que ha quedado en la sartén añadimos un par de dientes de ajo y los freímos (si veis que necesita más aceite, añadid un pelín). A media cocción, añadimos una cucharada sopera de vinagre. Se tapa la sartén y dejamos unos minutos para que se evapore. Luego añadimos la carne ya cocinada, tapándola nuevamente durante un minuto antes de retirarla del fuego. Y la dejamos tapada en su propio vaho hasta que la sirvamos.

En cuanto al pescado, hacemos de igual forma, pero en lugar de vinagre, mejor añadimos dos cucharadas soperas de vino blanco, y dejándolo un poco más tiempo que la carne, -en lugar de un minuto, dos minutos-, tapado como en el caso anterior. Antes de servirlo dejadlo otros cinco minutos tapado dentro de su vaho.


Y eso es todo! Hasta mañana!



Imagen superior vía Suburban Foodie - WordPress.com