Cuando las zapatillas se pusieron de moda

26.3.14

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
 


Como ya avanzaba en este POST sobre los zapatos que se llevarán esta primavera, Chanel sorprendía en su desfile de la París Fashion Week con las modelos en zapatillas. Pues bien, como esta mítica firma se ha atrevido a combinar su sempiterno tweed y perlas con un calzado deportivo, ahora es lo más y todo el mundo se quiere apuntar a esta moda.

Tanto es así que con ese afán de aportar glamour a esta nueva tendencia, y querer reinventar lo ya inventado, ahora lo llaman sneakers. Todas las revistas y blogs de moda españolas se han hecho eco de las sneakers. ¿Sneakers? ¡Zapatillas de deporte o deportivas o tenis de toda la vida! Pero claro, no suena bien. Es más "cool" (para mi, estúpido) decir "mañana me voy a poner mi falda Tartan con mis sneakers nuevas", que "mañana me voy a poner mi falda de cuadros escoces con mis zapatillas de deporte nuevas".
Vamos a ver. Si Chanel y Christian Dior quisieron sorprender con esta arriesgada apuesta en sus últimos desfiles de Alta Costura, lo han conseguido! Ahora, que las mujeres de más de 50 años, nos sometamos a esta tendencia ya no lo tengo tan claro. Yo, por lo menos, no me veo. Aunque tampoco lo quiero decir muy alto porque igual dentro de un año, me veis apostando por las deportivas como me ha sucedido con las sudaderas jajaja, y que os contaba en este POST.

Reconozco que el sufrimiento de la ira de los tacones a los que últimamente nos tenían acostumbrados los grandes diseñadores ha sido un poco terrible. Y desde luego aplaudo la comodidad del calzado, aparte que tampoco voy a renunciar a mi amor por el choque de estilos. Pero, hoy por hoy no tengo la intención de ponerme unas deportivas. Eso no quita, que pueda escribir una entrada con recomendaciones de looks sobre cómo llevar adecuadamente unas zapatillas porque hay mujeres más modernas y atrevidas que yo, que me tira más lo clásico.

De hecho, aquí tenéis una selección de looks que "supuestamente" se ven por la calle y algunos no se ven tan rídiculos, la verdad.
 
 
 











Hasta mañana!!

 
Imágenes de Pinterest, The Sartorialist y Harper's Baazar