Opinión sobre las Mascarillas Faciales Tissu

10.6.19

Share to Facebook Share to Twitter Pin This



¡Hola! Hoy os voy a dar mi opinión sobre estas mascarillas faciales de un solo uso que tanto abundan y vemos incluso en los supermercados. Hace unos años, fueron tendencia en Instagram. Todas las celebrities ocultando sus rostros tras unas finas láminas de tejido tissu o delgado algodón, empapadas en cremas hidratantes o nutritivas.

En primer lugar, no soy una gran fanática de estas mascarillas. Sí, me las he aplicado; creo que todas lo hemos hecho. Son económicas, fáciles de utilizar y las tienes al alcance de la mano en cualquier lugar con lo que es fácil picar. Lancôme, Garnier, Sephora y hasta Lidl o Mercadona tienen sus propias tissu mask.

Si soy sincera yo las veo húmedas, en algunos casos pegajosas, y no creo que aporten nada que no se pueda conseguir con la aplicación de un serum con ácido hialurónico o anti-edad en el rostro antes de la crema hidratante.

Es importante mantener una rutina constante para el cuidado de la piel. Si veis que necesitáis una mascarilla con regularidad pero porque vuestra piel así lo está reclamando, y no porque sea capricho, os sugiero entonces que miréis mejor que necesitáis ajustar en vuestra rutina de belleza, antes que comprar un producto nuevo que se utilice solo esporádicamente en un intento de solucionar el problema.

Con todo esto quiero decir que no nos creamos que por utilizar una mascarilla tissu hidratante vamos a resolver el problema de sequedad de nuestra piel. Igual es porque no estáis utilizando la crema o productos adecuados. Pero, ¡ojo! tampoco estoy diciendo que no se utilicen este tipo de mascarillas de un solo uso. Creo que hay determinados momentos en los que sí viene muy bien aplicarlas:


En los viajes
Ahora que llegan las vacaciones y muchas de nosotras vamos a abandonar la ciudad, es una buena oportunidad tener una mascarilla tissu a mano, sobre todo, si vamos a meternos en un avión unas cuantas horas o en el coche con el aire acondicionado a todo meter! Yo he utilizado la mascarilla Flash Masque Hydrate de Patchology, y es muy agradable y ha hecho un buen trabajo. Lo bueno de ella es que aporta un necesario-en-estos-casos incremento del nivel de humedad.


Antes de una fiesta
Estoy a favor del refuerzo ocasional de un toque “glow” antes de una fiesta o boda, aunque sea con una mascarilla tissu. Ya sabéis que soy fan del serum de Oskia Get & Glow, pero en estos casos de premura, la mascarilla Iluminadora con vitamina C de Iroha es una buena opción para mejorar el aspecto de las pieles apagadas y aburridas.


Para los puntos negros
No hay nada más satisfactorio que ponerse una mascarilla de arcilla en los puntos negros. Cuando era adolescente, yo y mis amigas estábamos obsesionadas con el enmascaramiento e íbamos por la casa con las caras llenas de barro como si luciéramos una insignia de honor. Ami edad, ya no tengo puntos o granos hormonales. Es lo que tiene estar más cerca de la menopausia, pero, si por casualidad, hay alguno que se le ocurre salir, entonces una mascarilla con efecto exfoliante y limpiador que absorba las impurezas es una ayuda extra para acabar con esa molestia como la Earth Beauty Mud Mask Sheet de Tonymoly.

Y eso es todo.

Quizás sea que me esté haciendo mayor, y soy patológicamente más inmune a las tendencias. Pero, la conclusión para nosotras es que las mascarillas tissu deben ser utilizadas más como un complemento, y no como un sustitutivo o solucionador de problemas.


¡No me odiéis!



¡Hasta el miércoles!


Imagen superior vía FormActivewear