Prepara tu Casa para la Llegada del Invierno

6.11.18

Share to Facebook Share to Twitter Pin This


¡Hola! Tras pasar unos días de frío, volvemos al cálido otoño y no se vosotras pero yo, aparte de congelarme y por supuesto constiparme, no estaba nada preparada, ni mis armarios ni mi casa.

Dado que Winter is coming y que puede volver aparecer de la nada en cualquier momento, mejor que nos pille prevenidas. Y una vez pasada la fiebre de las calabazas y Halloween, centrémonos en estos diez proyectos para hacer una transición en condiciones para los meses más fríos del año:

Inspeccionar los cerramientos
Hay que asegurarnos de que las puertas y ventanas están bien selladas. Si tenemos fugas, entonces conviene hacer reparaciones según sea necesario. Muchas veces, simplemente con colocar una cinta aislante en los cerramientos de las ventanas es suficiente.

Sacar las mantas
Volver a sacar a la luz las mantas. No solo las mantas para las camas, que seguramente a estas alturas ya tendréis puestas, sino aquellas que solemos tener por el salón, sala de estar… Analizad las que tengáis del año anterior, y si están viejas, entonces es hora de actualizarlas. Una mantita de mohair o de pelo es fantástica para esos domingos de sofá y tele, mientras fuera está jarreando.

Desempolvar las alfombras
Es hora de volver a la vida las alfombras. Habrá que desempolvarlas, airearlas y extenderlas. Las alfombras, no solo en el salón, también en los dormitorios, baños y cocina, aportan calidez, confort, suavidad…





Decorar
El ambiente en el hogar en verano no tiene nada que ver con el de invierno. Guarda ventiladores, estampados jamaicanos, y coloca velas, cojines de tejidos más sobrios y fuertes, alfombras…

Limpiar las canaletas
Si tenéis un jardín o una terraza amplia, aseguraros de que las canaletas no estén llenas de hojas antes de que comience la temporada de lluvias.

Comprar alimentos de temporada
Ahora es el momento de la calabaza, y una crema calentita de esta baya naranja es una delicia. Igualmente, con las setas,  nueces y castañas… De todos modos, tomaros unos minutos y pensad en otros alimentos como las granadas y los higos, o las coles y espinacas, y anotadlos en la lista de la compra. Para mí, es el momento del té de vainilla, las berenjenas y la sidra de manzanas frescas.




Cambiar los cuidados de las plantas de interior y exterior
Para la mayoría de las plantas de interior, el crecimiento que experimentan en primavera y verano se desacelera. Es preciso ajustar las necesidades de fertilizantes y agua de las plantas según sea necesario. Ahora, requieren menos riego. Y en cuanto a las plantas de exterior, resguardad las que aguanten menos el frío para evitar que se congelen.

Programar una inspección de la chimenea y de los radiadores
Esto se tenía que haber hecho antes, en septiembre, por ejemplo. Antes de que se produzca el encendido de las calefacciones, hay que purgar los radiadores para renovar el agua y eliminar posibles residuos. Si además, tenemos una chimenea de leña tradicional, hay que asegurarse de que está en buen estado de funcionamiento antes de su primer incendio. Y lo mismo, si tenemos una caldera de gasóleo o de gas. Las revisiones pre-temporada fuerte son un imperativo.

Hacer una lista de los deseos para el invierno
Os recomiendo sentaros con vuestra familia y hacer una lista de las cosas que queréis hacer, comer, ver y disfrutar antes de la llegada de las Navidades. Esto nos mantendrá atentos al tiempo y a las tradiciones, ya sea decorando con calabazas o perdiéndose en los jardines de la Granja para disfrutar del colorido de los árboles en otoño.




Cambiar el armario
Finalmente, y aunque seguramente ya lo habéis hecho hace tiempo, guardar la ropa de verano y sacar la de invierno. Es un buen momento para tirar o donar lo que no queramos y tomar nota de la ropa y los accesorios que necesitemos comprar.


¡Hasta mañana!


Todas las imágenes vía Zara Home