Cosas que Soñaste Tener… Hasta que las Tuviste

15.11.18

Share to Facebook Share to Twitter Pin This


¡Hola! Hace un tiempo, estaba ojeando un número antiguo de la revista Glamour cuando me encontré con un artículo: 14 cosas que soñaste tener... hasta que las tuviste.

En el número 9 ponía: Soñaste con tener un blog. Ya tienes el tuyo, pero ahora tienes que encontrar un tema divertido y original todos los días porque no te sucede nada especial que contar.

Di un respingo y eché una mirada sospechosa a mi alrededor por miedo a que me vieran. El punto 9 ¡soy yo! Se me van los días enteros sin que me pase nada interesante.

En el amor: Mi marido es adorable. Me compra hasta verdura. Eso sí, junto con una compra de helados Häagen Dazs, castañas, chips, pizza…

Con los amigos: Mis amigos más cercanos conocen mi blog e incluso en ocasiones me han dicho nunca hablas de mí o ¿tenías en mente a alguien cuando hablabas de mujeres con mucho pecho?

En vacaciones: Pues sí, incluso en vacaciones últimamente no me sucede nada. Como sin parar, ando mucho, compro cosas de comer y caprichos… será porque ya no arriesgamos.

Con la moda: Como estoy completamente arruinada, estoy esperando el Black Friday como agua de mayo. Pero, seamos sinceras: No son unas rebajas tan divertidas. Si me encuentro con algo interesante lo compro, pero no me gasto tanto como puede ser enero. Y en las rebajas de enero o de verano, al final si quedo con una amiga, nos cansamos enseguida y nos vamos  a tomar un vermut con pistachos.

Mis kilos de más: Puede que hayáis notado este tema subyacente porque me tengo impuesto mantener este blog con una línea irreprochable, presumiendo de que no importa la edad ni los kilos para ir a la moda y tener estilo. Pero, soy sincera. Tengo un problema de peso, si bien, me niego a escribir de ello.


Conclusión. Mi credo es que si no tienes nada que decir, mejor cállate. Observa y mantén un régimen de entradas para el blog. Asumo totalmente mi falta de tiempo, mi falta de inspiración, mi falta de esbeltez, y aquí paro.


¡Hasta mañana!