Descubrimiento de la Semana: Los Jabones de Alepo de Letizia Buzón

9.7.18

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
https://www.encasadeoly.com/2018/07/descubrimiento-de-la-semana-los-jabones-de-Alepo-de-Letizia-Buzon.html
 

En colaboración con Letizia Buzón

¡Hola! Empezamos la semana con un descubrimiento fantástico: los jabones de Alepo de la firma española Letizia Buzón.
El jabón de Alepo es un jabón de aceite de oliva y aceite de laurel, que se elabora de manera tradicional desde hace siglos en la región de Alepo, al norte de Siria. Es el antecesor del jabón de Marsella, -de hecho, se cree que es el primer jabón de la historia-, y llegó a Europa en la época de las Cruzadas. Entre sus propiedades destaca que es un jabón hipoalergénico pues carece de aditivos químicos o colorantes, tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, y es muy útil en el tratamiento del acné, psoriasis, dermatitis atópica, eczemas y otras afecciones de la piel.

Con la guerra de Siria, que ya lleva siete años, se ha hecho muy difícil encontrar jabón de Alepo, y me refiero al original que se crea de manera artesana en la región. Sin embargo, las españolas estamos de suerte pues la marca de cosmética Letizia Buzón ha erigido, -pese a todos los riesgos que conlleva-, la primera fábrica española en la frontera turco-siria para recuperar la elaboración auténtica y milenaria de este preciado jabón de Alepo.

Siguiendo la receta ancestral de hace más de 2.000 años, los jabones de Letizia se elaboran con ingredientes de máxima calidad y 100% naturales. Poseen un 40% de aceite de laurel, y un 60% de aceite de oliva virgen.
 
 

Por cierto, si os encontráis con otros jabones en el mercado, fijaros en su color, que es lo que va a indicar el porcentaje de aceite de laurel que contiene. Si son amarillentos, la concentración de laurel no es alta y por tanto, menos propiedades aportará. En cambio, si su  color es dorado o marrón oscuro o verde intenso, entonces la proporción es adecuada. Ah! Y como nos avisa Letizia Buzón, el auténtico jabón de Alepo lleva un sello estampado en cada pastilla con el nombre del fabricante, la procedencia y la inclusión de ocho estrellas (cada estrella significa que posee un 5% de aceite de laurel).

Contado todo esto, ahora os hablo de mi experiencia personal. Tengo la piel sensible y dermatitis atópica así que imaginaros lo bien que me han venido estos jabones! Por mi afección, no puedo utilizar jabones industriales que contengan ingredientes derivados del petróleo. Y qué queréis que os diga, si vuestras pieles son normales, haced lo mismo. Tanta química no es buena para el cuerpo.

Volviendo a Letizia Buzón, sus jabones me han encantado. Me encanta su olor y me encanta su textura. Me deja la piel tersa, nada reseca, la noto hidratada y regenerada, y no solo de las manos, también del cuerpo pues lo uso para la ducha.
 
 
 
Vienen con un packaging precioso, lo que los hace únicos para hacer un buen y original regalo.


En la web de Letizia Buzón podéis encontrar sus productos, que vienen en diferentes formatos (hasta jabón líquido), o pastillas de jabón de Alepo con esencia de tulipán. En Amazon también podéis adquirirlos o en los centros de Carmen Navarro.

Espero que os animéis a disfrutar de este tesoro cosmético con el que yo estoy entusiasmada.

¡Hasta mañana!