¿Una Mujer Egoísta?

14.12.17

http://www.encasadeoly.com/2017/12/una-mujer-egoista.html




¡Hola! Hace tres meses me plantee hacer un post más personal en el que contara anécdotas y opiniones propias en un ritmo semanal. ¿Por qué sentiría tal necesidad? La verdad es que si hay un lugar donde quiero sentirme libre, es aquí.

El blog tiene para mí un sabor divino de melancolía. Es como un viaje, un lugar donde nadie te puede encontrar, donde está el silencio, y donde puedo poner las cosas en perspectiva. Luego, cuando leo los posts antiguos es como si fuera en un viaje en coche, sentada en la parte de atrás, con la mejilla contra la ventana y viendo el paisaje pasar.

Me acabo de terminar de leer el libro No Madres, Mujeres sin hijos contra los tópicos de María Fernández-Miranda, y me ha encantado. Un libro que desmonta todos esos tópicos que reinan sobre las mujeres que no han vivido la experiencia de la maternidad porque no han querido o no han podido.

Tengo una amiga, que ya de pequeñas, nos decía casi llorando: “Como no sea madre, me muero”. Y otra amiga de la pandilla, que sin mostrar signo alguno de sensibilidad, tenía las cosas muy claras y decía que nunca tendría hijos. “Tengo 30 años y mi vida profesional está empezando a dar un giro. Estoy más guapa que nunca. El mundo es mío y no quiero que un hijo cambie las cosas”, nos soltaba.

Lo cierto es que la sociedad te envía constantemente mensajes de manera sutil: procrear es ahora o nunca porque cuanto más mayor eres, más probabilidad tendrás de dar a luz a gremlins. Por no hablar de las abuelas, que ya estaban embarazadas a la edad en que empezabas la universidad: “No me quedaré en paz hasta que tengas un hijo”.

Hay que reconocer que a mi amiga, la No Madre, no la ha llamado ningún reloj biológico, incluso las que entienden por reloj biológico esa culpa abrumadora de remordimiento social.

Recuerdo cuando nos contaba una tarde de cafés, que una de sus parejas más estables le propuso una mañana en el desayuno: "Bueno cariño, ¿tenemos un hijo? Creo que ya va siendo hora…”
Salto hacia atrás en la silla, café volando por los suelos, tostada refugiada en su pelo… "Pero, ¿por qué? ¡Tenemos toda la vida por delante! ¿No estamos bien así los dos?, ¿por qué meter a un tercero?".
Ese chico no le duró mucho. “Se supone que los hombres son irresponsables e inmaduros; y me viene a tocar el padre”, se lamentaba con nosotras cuando nos anunció la ruptura. “No se por qué no se puede llevar una vida dedicada enteramente al placer y a nosotros mismos”.

Pues, ¿sabéis qué? Que mi amiga, al igual que María Fernández-Miranda, lleva razón: no tener hijos no deja un vacío imposible de llenar, sino la posibilidad de vivir una vida diferente pero igual de plena y feliz que cualquier otra. Y no por eso, se es una mujer egoísta.


¡Hasta mañana!


Imagen superior vía ilustración de la portada del libro No Madres de María Fernández-Miranda.




1 comentario:

  1. Anónimo22.1.18

    Fantástico post Oly.
    Siempre eres brillante y acertada.
    Enhorabuena por tu blog lleno de contenidos interesantes y útiles y siempre con una pluma impecable y destilando dulzura y cariño.
    Gracias. Te sigo leyendo...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar