Un sencillo postre de verano

viernes, 26 de mayo de 2017


Eton Mess: fruta, dulce y helado todo en uno.



Hola! Ya estoy dando vueltas al menú que pondremos para la fiesta de inauguración del verano, que todos los años damos. Y como muchas ya sabéis, necesito que los platos sean sencillos pero impactantes.

Pensando en el postre he dado con una receta que combina todo: fruta, dulce y helado. Se trata del Eton Mess, que no es otra cosa que el nombre que los cocinillas dan a nuestro clásico fresas con nata. En realidad se trata de un postre inglés un poco más elaborado pues además de incluir fresas y nata, lleva merengue.

Eton Mess, como su nombre en inglés indica, es un auténtico lío o desastre pues mezcla crujiente de merengue con crema o nata batida helada, y se remata con fruta fresca cortada en trocitos.

Es muy muy fácil de hacer, de emplatar y estoy segura que a todo el mundo gusta. Es lo suficientemente dulce para satisfacer un deseo de azúcar, lo suficientemente ligero como punto final a una suculenta cena, y lo suficientemente refrescante para las noches de verano.







Ingredientes (Para 6 personas)

Para hacer el merengue (si no lo compramos ya hecho)

2 claras de huevo
60 gramos de azúcar
60 gramos de azúcar glass

Para hacer el Eton Mess

Medio kilo de fresas y arándanos
200 ml de nata líquida
150 gramos de queso batido (mejor si es 0% de grasa)
10 hojas de menta picada
1 limón
2 cucharadas de azúcar
100 gramos de merengues


Instrucciones para hacer el merengue casero

Precalentar el horno a 150 grados

Batir las claras de huevo a punto de nieve, y según van subiendo vamos añadiendo el azúcar a cucharaditas sin dejar de batir. Cuando las claras ya estén bien montadas, incorporamos entonces el azúcar glass, también a cucharaditas y poco a poco, y esta vez dando movimientos envolventes, como si pusiéramos la parte de abajo arriba y viceversa. Estos movimientos es mejor hacerlos con una espátula.

Cogemos una bandeja de horno y ponemos en ella papel de horno. Con una cuchara vamos poniendo en la bandeja montoncitos de clara montada, separadas e intentando que no se junten.

Introducimos la bandeja en el horno y bajamos la temperatura a 140 grados. Horneamos durante una hora, y cuando termine, apagamos el horno pero dejamos la bandeja dentro para que los merengues se sequen. Los dejamos hasta que el horno esté frío.






Instrucciones para hacer el Eton Mess

Mientras esperamos a que se enfríen los merengues (una media hora más o menos), ponemos las fresas y arándanos a macerar. Eso sí, antes las hemos lavado y las hemos cortado en trocitos. Para macerarlas, las ponemos en un bol grande con el azúcar, el zumo del limón y casi toda la menta picada.

Cuando el horno se ha enfriado, sacamos los merengues y los rompemos con las manos en trocitos irregulares.

Ahora batimos la nata líquida hasta que esta se monte, y una vez montada, la vamos mezclando poco a poco y despacito con el queso batido. Y al igual que los merengues, con movimientos envolventes para mantener la nata arriba y no se nos chafe. Y a esta mezcla le añadimos ahora los trocitos de merengue y removemos.

Ahora emplatamos.

Yo voy a coger unas copas de helado que tengo. En cada copa, primero pongo un puñadito de fresas con el jugo donde se estaba macerando; después añado la nata batida con la mezcla de los trozos de merengue; luego un puñadito de arándanos; y termino poniendo encima más nata batida con merengue espolvoreado con la menta picada que nos quedaba para decorar.

¡Y listo! ¡Qué ganas de hincarle el diente!!




Que paséis un buen fin de semana y nos vemos el lunes!!




Imágenes vía Pinterest

 

2 comentarios:

  1. Madre mía, necesito un babero en estos momentos...
    Siempre he sido amiga de los postres clásicos. Ya sabes: fresas con nata, banana split, tarta de queso... Es lo más rico que hay!

    .Estelle.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar