La importancia de hacer ejercicio físico

lunes, 8 de mayo de 2017


No se trata de adelgazar, sino de huir del sedentarismo y llevar una vida más activa y saludable.

Hola! Seguro que no soy la única en admitir que tengo una relación complicada con el deporte. Siempre he intentado llevar una vida saludable y hacer algo de ejercicio, pero sin matarme; si bien es cierto, que siempre lo he tenido en mente.

La cuestión es que solemos relacionar las actividades de fitness con perder peso; y a nuestra edad, esa percepción debería cambiar. Seguro que estáis hartas de leer lo importante que es cuidarse y realizar alguna actividad física para estar en forma y sano. Pero, me gustaría incidir en que cuando se pasa de la cincuentena, llevar una vida sedentaria no es nada nada bueno. Empezamos a tener problemas de circulación, vasculares, a acumular grasas, por no hablar de que aumenta el riesgo de padecer diabetes, hipertensión arterial…

Bueno, no quiero excederme en esta negatividad; tan solo animaros a levantaros del sofá y realizar pequeños ejercicios diarios, que al final se pueden convertir en una rutina.

Por ejemplo, ya sabéis que por las mañanas me levanto temprano y salgo a caminar a El Retiro. Es una práctica muy placentera, y hay veces que puedo estar una hora y otras media hora, pero lo importante es andar. Si no os gusta madrugar, no importa! Todas esas tardes que estáis en casa viendo la televisión o “descansando”, aprovechar para salir a la calle a dar un paseo buscando una excusa. Voy a comprar pescado fresco para cenar y en lugar de comprarlo cuando haga la compra semanal en el supermercado del barrio, me voy a ir dando un paseíto al mercado o a esa pescadería que me han dicho que es muy buena y que andando tardo 30 minutos. O me hace falta hilo negro para coser, me voy hasta El Corte Inglés y ya lo compro allí. La cuestión es salir a por algo.

Por cierto, hablando de El Corte Inglés; señores si ven ustedes a un ballenato ahogado subiendo de dos en dos los escalones de las escaleras tradicionales, en lugar de coger el ascensor y las escaleras mecánicas, no se asusten. Soy yo y mi tontería.

Es que ahora he decidido decir siempre no a los ascensores y subir todo tipo de escaleras de dos en dos, incluso las de mi casa y cuando vengo cargada con la compra. Es una manera muy sencilla de hacer ejercicio físico todos los días.

Ah! Y bueno, la tontería mayor. Cuando paso un tiempo sentada, hago “mis sentadillas”, esto es, levantarme y sentarme de la silla 10 veces en tres series, y sin ayuda de las manos. Adelgazar no voy a adelgazar pero por lo menos me muevo que de eso se trata.

Y ya veis que no necesito estar apuntada a un gimnasio ni dedicar todos los días un montón de tiempo.

Espero, como siempre, haberos inspirado y daros ideas. Vosotras, ¿qué tipo de ejercicios hacéis?


Hasta mañana!!


2 comentarios:

Muchas gracias por comentar