El Street Style toma nota de Portlandia

3.5.17


Cómo una serie ambientada en los 90 inspira el estilo de la calle, o viceversa.


Hola! Una de las cosas que más me gustan de la vida es reír. Reír de caerme al suelo y rodar o de cuando te duele la tripa de tanta risa. Igual a algunas de vosotras no os parece divertido, pero a mí sí, y además me gusta mucho.

El otro día tan solo una tontería hizo desencadenar en mi un ataque de risa. Fue un capítulo de Portlandia, una secuencia con la que me sentí identificada, y por supuesto, me reí de mi misma. Me encanta esta serie; es un poco rara, no va con mi generación, pero me ha atrapado. Portlandia es una ciudad donde los sueños de los años 90 permanecen inalterables, donde la gente sigue hablando de hacerse un "piercing" o un "tribal" y donde estudiar en la escuela de payasos o trabajar a las 12 es una forma de vida respetable, según la describe Movistar Plus.








Ambientada en los 90, sus protagonistas habituales más todas las celebrities que han pasado haciendo un cameo, recrean la moda de esa década; y bien podría decirse hoy en día que son unos modernos iconos de estilo. De hecho, volviendo al título de este post, en una serie de eventos inesperados, vemos como el gran gurú del Street Style, Scott Schuman, ha publicado algunas fotos en París o Londres y que aparentemente esas mujeres podrían haber tomado buena nota de la propia Portlandia.







Y básicamente, esto es todo lo que tenía que contaros. La moda de los 90, con sus abrigos y americanas anchas, blusas con hombreras, pantalones de talle alto y stilettos metalizados, invade la calle, pero también las pasarelas como nos enseñan algunos looks, al más puro estilo Portlandia de Prada, Fendi o Moschino.









Hasta mañana!!



4 comentarios:

  1. soy amante de los basicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un básico con un accesorio arriesgado siempre funciona :)

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho el post y me apunto a la serie y sobre todo me apunto al club de la risa. A mí se me caen unos lagrimones como huesos de aceitunas y una vez se me desencajó la mandíbula. No veas como duele. Me encanta reir. Un beso mi risueña amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Mer! Ten cuidado con la mandíbula! Es verdad, qué bien sienta reírse :)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar