Desastres de belleza Parte II

lunes, 16 de enero de 2017


Hola! Vamos con un segundo capítulo de cómo poder arreglar rápida y sencillamente esos desastres de belleza y de maquillaje, que nos pueden arruinar el día o una ocasión especial.


Si bien en el post anterior os daba una lista de los errores más frecuentes que suelen suceder en cuestiones de maquillaje, hoy vamos a entrar más en profundidad en el tema, aportando las soluciones que yo suelo emplear y que la lógica me dicta, para corregir tales desastres.

Empezaremos por el rostro.


#Maquillaje mal aplicado


Imagen vía Ashley Reneé Makeup XoXo


En ocasiones, si vamos con prisas sobre todo, nos aplicamos mal la base de maquillaje, no lo difuminamos bien, y luego quedan líneas que cortan nuestra cara a la altura de la mandíbula o de las orejas; o peor, manchas o pegotes en las mejillas.

Para solucionar esto, la medida no pasa por aplicarse más maquillaje. Simplemente, tomáis con un palillo de algodón o con el dedo, un poco de crema hidratante y os la aplicáis en la zona, masajeando hasta que se absorba. Veréis cómo la mancha y las líneas desaparecen pues con la hidratación hemos ayudado a difuminarlas.

También os digo que si os pasa eso últimamente, puede ser que la base de maquillaje ya esté pasada, seca y caducada. Y en ese caso, mejor tirarla y comprar otra.



#Colorete excesivo


Imagen vía All 2 Women


Si se nos ha ido la mano con el colorete y parecemos un payaso, y por supuesto, no tenemos tiempo para retirarlo y empezar de nuevo a maquillar, os sugiero lo siguiente. Si el colorete es en polvo, coged una brocha limpia o un tisú seco y difuminar bien la zona para eliminar el exceso. Si el colorete es en crema o gel, entonces aplicaros un poquito de base de maquillaje por encima para rebajar el tono.



#Demasiado maquillaje

Hay veces que hasta que no salimos a la calle y nos vemos a la luz del sol, -por ejemplo, en el retrovisor del coche-, no nos damos cuenta de la cantidad de maquillaje que llevamos puesto. Esto es terrible porque apenas podemos hacer nada.

Yo siempre llevo una pequeña bolsita con algunas cosas de maquillaje (normalmente tallas de viaje) para retocarme o por si lo necesito, como en este caso. Coged (o llevad siempre con vosotras) la esponja o almohadilla del polvo compacto, limpiadla bien con un pañuelo si es que tiene restos de maquillaje, y pasárosla delicadamente por la cara. Limpiar de nuevo y otra vez pasarla por el rostro. Esto ayudará a quitar el exceso de polvo, colorete y sombra de ojos.



#Cara agrietada

Si una vez nos hemos aplicado la base de maquillaje, y al cabo de un rato nuestro rostro se ve como sin brillo, apagado, e incluso cuarteado, u os falta hidratación, o como ya he mencionado, la base se ha pasado.

Para arreglar este desperfecto, rociaros la cara ligeramente con agua termal (la de Mercadona, marca Deliplus está fenomenal, aunque hay muchas otras como las de Vichy, Caudalie…). Luego, cogéis una esponjita húmeda (puede ser perfectamente la que usamos para aplicar el maquillaje) y difuminamos todo muy bien.



Si vosotras tenéis otros trucos, serán muy bien venidos!!

En el próximo capítulo, más sobre ojos y labios.



Hasta mañana!!



Imagen superior vía Danielle Perin's Ad Journal

2 comentarios:

  1. Yo hago lo de pasarme la esponja cuando llevo exceso de maquillaje. Pensaba que era una cutrez y que sólo lo hacía yo, así que me alegra no ser la única :D

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va! es uno de los trucos más populares (yo creo claro)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar