Crónica dominguera de unas compras en @elcorteingles

jueves, 2 de junio de 2016

Hola! Hacía mucho tiempo que no veía a una amiga que vive fuera de Madrid, así que, cuando finalmente quedamos decidimos planear una tarde de compras en la meca del shopping. El domingo por la tarde es maravilloso. Otro ambiente más relajado, menos gente, mejor atendidas… vamos que estábamos disfrutando de lo lindo.

Tenía una invitación para ese día de @JamesCostos para ir a una recepción en la embajada de Estados Unidos, pero la decliné para quedar con mi amiga del alma (es broma).

El caso es que quedamos en El Corte Inglés y por una razón en concreto: la boda de la hija de unos amigos en común de toda la vida. Ambas necesitábamos un vestido mono, en el que no nos queríamos gastar mucho, elegante y que nos solucionara la papeleta.



El primer vestido en el que me fijé y que me encantó fue este vestido rojo de encaje de Naf Naf. El problema es que esta firma no hace tallas grandes, y además solo es hasta la talla L o 42. Una pena y lo que significa es que nosotras no somos su público objetivo.

 

 
 

 

El color de este otro modelo azul marino de encaje de Derhy fue lo que me llamó la atención. Y cuando lo cogimos de la percha nos encantó la forma de su encaje, más geométrico. Mala suerte de nuevo. Derhy solo tiene tallaje hasta la 44. Esto me lleva a elegir como propósito de Año Nuevo de verano bajar de peso para entrar en esa talla.

 


 



Entonces cambiamos de estrategia. Preguntamos a la señorita qué cuales eran los vestidos en los que nosotras cabíamos. Muy amablemente y venciendo la tentación de llevarnos a la zona de tallas grandes, nos condujo hacia una firma fantástica que tiene hasta una 50 y además tiene unos precios muy buenos: Antea. Me probé este vestido amarillo de encaje ante la insistencia de mi amiga, pero demasiado clarito para mi volumen. Parecía una bayeta Ballerina extendida y dada de sí.
 
 



 
 
Gina Bacconi fue la siguiente firma en visitar pues también tienen talla hasta la 50. Aunque sus precios son más altos, tiene unos vestidos ideales. Seguía encabezonado con los tonos claros como este modelo de encaje de Gina Bacconi en tono marrón taupe; pero es que me favorecía tanto el cuerpo de encaje con la falda recta…
 
 


 
 


Y por fin llegó el definitivo: un vestido azul de encaje de Gina Bacconi de manga francesa con volantes en los puños, siguiendo la línea folclórica de David Delfín como os enseñaba en el post de las flores primaverales.

 




De repente a las 21.00 horas, todo se quedó tranquilo. Algunas escaleras mecánicas habían dejado de funcionar. Había zonas de paso acordonadas… Era como una versión chic de Una noche en el Museo, y parecía que mi sueño de tener el centro comercial solo para mi se estaba cumpliendo! Y justo cuando acabábamos de sacar el móvil para hacernos un selfie con el centro desierto, apareció de repente un encargado “señoras estamos cerrando”, y nos acompañó a la salida. Era domingo, cierran antes y ¡se nos había olvidado!



Hasta mañana!!

Contacto: encasadeoly@gmail.com, sígueme en Twitter @EncasadeOly



 

6 comentarios:

  1. hay vestidos preciosos!!! me encantan

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con el último. Un post increible. Un besito corazón. Te invito a visitar mi blog.
    lassietemaravillasdeamanda

    ResponderEliminar
  3. Te has comprado un vestido bien bonito y con un color muy elegante y favorecedor. Buena compra.
    El año pasado confeccioné un vestido de este estilo en color rosa-palo para una prima de mi madre. De verdad que siempre son una buena elección para cualquier evento.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Estelle. El color rosa empolvado me encanta. Seguro que la prima de tu madre iba guapísima!

      Eliminar

Muchas gracias por comentar