Transforma tu vieja falda en un conjunto cool

jueves, 26 de mayo de 2016



Hola! Una vez os conté el experimento social que hizo una amiga divorciada de acortarse una falda vaquera antigua de Alexander Wang para ver la reacción de los hombres, bueno, el acercamiento. El resultado fue exitoso puesto que se la acercaron varios gallitos de corral y más jóvenes que ella, aunque nunca hemos sabido si fue por la falda o por la caída de la blusa de seda.

El caso es que yo he hecho un DIY similar con una falda negra larga de gasa de Zara (modelo similar), que mi marido cuando me la veía puesta, siempre me decía “pareces una monja”. Con todos mis respetos hacia las religiosas claro.

Este fin de semana me la encontré por casualidad rondando en mi armario, y cuando iba por el pasillo toda decidida a tirarla a la basura, me vino a la mente: “¿y por qué no darle una segunda oportunidad?”

BEFORE: Antes, esta falda me la solía poner para salir a cenar con una camisa sin mangas. Diréis, hombre llevas los brazos desnudos y eso no es muy de monjas. Pues no. Me abrochaba la camisa hasta arriba con lo que parecía la madre de Los Happiness en Amo a Laura. Era una camisa muy parecida a este modelo que os muestro en el look pero en versión corta.

Los zapatos eran otra cosa. Estas sandalias de Martinelli, sexys y femeninas y que me permiten engañar a las masas de que soy mucho más alta, podrían estar muy bien. Sin embargo, al cabo de un rato con ellas andaba como el hombre que camina sobre cristales.
 
 

Blusa Khaki de Zara: 29,95€
Sandalias de piel de Martinelli: 109€



Por tanto, ver un ballenato de vuelta a casa andando raro por la calle no es la mejor visión que pueda haber sobre mí, ¿verdad? De ahí, mi disposición a deshacerme de la falda hasta que…

… cambio radical de look.
 
AFTER: Le he hecho las aberturas laterales, inspirada por el modelo de Zara, y he cambiado la camisa sin mangas a lo Rambo por un top en crepe con un nudo decorativo que puedo atar adelante o atrás, según me dé. Y he cambiado las sandalias por estos stilettos metalizados en azul cobalto, que tampoco son lo más cómodo del mundo, -pellizcan mis pies-, pero me encantan y me hacen las piernas EXTRALARGAS!. Y remato llenando mi cuello de cadenas con un gran collar babero de strass.

 

Top de Adolfo Domínguez: 65€
Stilettos de Lodi: 49,50€
Collar babero de Forever21: 15€



Tengo que deciros que cuando mi marido me vio salir así vestida a un evento de un amigo de la familia soltó un guau! Y yo, toda digna y chula, le respondí “pues que sepas que esta es la falda de la monja”.
Moraleja de esta historia: Una misma falda, dos conjuntos y muchos gallitos de corral.



Contacto: encasadeoly@gmail.com, sígueme en Twitter @EncasadeOly
 
 
 

4 comentarios:

Muchas gracias por comentar