DIY Spa: Sales de lavanda para el baño

3.7.15


 
 

Hola! Hoy os voy a hablar de las propiedades de belleza que tiene la lavanda. Hacía mucho que no sacaba un post de este tipo, y hoy me apetecía hacerlo dado que llega el fin de semana y tenemos más tiempo para descansar y disfrutar.

En los años 20 hubo un boom por la lavanda. Muchas mujeres, sobre todo las privilegiadas que pasaban largas temporadas en los balnearios para tomar baños de sol, sales y aguas termales, estaban como locas con esta hierba por sus propiedades tan beneficiosas para la salud. Vamos como nosotras hoy en día por las cremas de La Mer o la crema antiarrugas fantasma del Lidl.

En 1920, el doctor francés René-Maurice Gattefossé, considerado el padre de la aromaterapia, descubre que la lavanda tiene propiedades antimicrobiales, antiinflamatorias, sana las quemaduras y su fragancia tiene efectos calmantes en el sistema nervioso. Y ahí tenéis la moda de la lavanda de la Provenza, que volvió locas a tantas mujeres de la época.
 
 


Recordando a mi madre, que le gustaba poner ramas de lavanda cuando se daba un baño porque decía que le ayudaba a dormir, os enseño este DIY para hacer sales de lavanda para el baño. De hecho, la palabra lavanda viene del latín lavare (lavarse) así que es de lo más apropiado!

Estos son los pasos a seguir para haceros estas sales tan aromáticas.

En un bol grande o ensaladera, echamos una taza de sal gorda, otra taza de sal Epsom (que venden en farmacias), y una taza de bicarbonato de soda. Las mezclamos y luego añadimos hasta un máximo de 15 gotas de aceite esencial de lavanda (que podemos encontrar en herbolarios) según la fragancia que queramos conseguir. Después, echamos un cuarto de taza de aceite de almendras (yo tengo el de Mercadona).

Mezclamos todo muy bien y lo echamos en un tarro de cristal que quede bien cerrado. Y ya lo tenemos!!
 

Cuando queramos tomar un baño relajante, vertemos un poco en el agua caliente, y a disfrutar!! Unas velas y una música placentera contribuirán a crear ese estado de bienestar y relajación que muchas necesitamos hoy!

Eso sí, como la idea es calmar los nervios, os sugiero crearos una lista de música tranquila, pausada con aquellas canciones que más os gustan. Y olvidaros de temas como la discografía completa del ahora musculitos y flequillo ladeado olvidado de Justin Bieber, la Party in the USA de la que entonces era adolescente campestre Miley Cyrus, este inclasificable electro latino de El Predicador JJ Bolton, la representación invisible de España con de D'Nash en Eurovisión porque yo personalmente no la he escuchado en mi vida, la no puedo vivir sin mi ventilador de Paulina Rubio con su Ni una sola palabra, o el saltimbanqui dorado de MC Hammer porque no es plan de hacer olas en la bañera.


Podéis poneros en contacto conmigo en encasadeoly@gmail.com o seguirme en Twitter una buena temporada (@EncasadeOly)

Nos vemos el lunes!!
 
 
Imágenes vía Pinterest
 
 
 

3 comentarios:

  1. Me encanta la lavanda y nunca he probado a hacerme unas sales de baño, asi que ya va siendo hora, que veo que es muy fácil.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Me parece natural y muy relajante.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El proceso de elaboración es similiar al del exfoliante por la sal y el aceite de almendras... No es nada difícil, no descarto probarlo.
    Esas canciones que has citado no te gustarán, pero les has hecho una publicidad de la leche en un momento jaja.

    .Estelle.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar