Cómo vestir seductora para una cita especial

miércoles, 1 de julio de 2015

 

Hola! ¿Cómo puede una mujer que ha sobrepasado los 50 años vestir de manera seductora, sin caer en el exceso, para una cita especial como puede ser un aniversario de boda, una cena de Iloveyou, o el día de San Valentín?

Bueno pues no es tan sencillo como parece.

El primer consejo que os doy es que debemos maquillarnos un poquito aunque normalmente no llevemos maquillaje. Es sorprendente ver cuántas mujeres no se maquillan hoy en día y salen a la calle con la cara lavada. Probablemente, muchas no lo necesitarán porque son naturalmente guapas; pero otras, no lo hacen por dejadez y eso tampoco es.

Un poquito de maquillaje da color y anima la cara, realzando nuestro lado más femenino. Y tampoco hay que ser una experta: un poquito de colorete en las mejillas, un poco de rímel en las pestañas y unos labios rosas es más que suficiente.

Es una cita muy especial y aunque llevemos 20 años casadas o con pareja, es importante mostrarle lo maravillosas y guapas que aún somos!

 
 
 

En cuanto a la ropa, tened en cuenta que será una cena y la mayor parte del tiempo estaremos sentadas. Por tanto, os recomiendo dar importancia a la parte de arriba, y que sea la zona que más nos favorezca, por lo que el escote debe ser lo más halagador posible. Eso sí, este halago no significa que la seducción la consigamos con un escote pronunciado. Está bien enseñar un poco de piel pero sin pasarnos. El escote en forma de V o el cuello barco son dos de los más favorecedores y que nos harán sentir muy sexy.

 

Igualmente con el color. Elegid el tono que mejor os vaya a vuestro rostro. Colores cálidos como los corales, rosas, salmón, rojizos; o los fríos como los azules, verdes, amarillos...

Por otro lado, en relación a los tejidos, elegid una tela suave, con caída, como las gasas, la seda o el cachemir (si estamos en invierno). Las telas rígidas provocarán que nuestra pareja pierda las ganas de abrazarnos ante el temor de que le reprochemos (con nuestro tono habitual de cascarrabias) que nos está arrugando el vestido!

Finalmente, las transparencias y el encaje son dos de las maneras más elegantes de seguir siendo atractivas después de los 50 años! Mostramos carne pero tamizando nuestras imperfecciones como pueden ser las arrugas, el descolgamiento, manchas de sol...

 

 
 
Espero que os haya gustado y nos vemos mañana!!
 
Podéis escribirme a encasadeoly@gmail.com o seguirme en Twitter (@EncasadeOly)
 
 
 

1 comentario:

  1. Muy acertada, Oly.
    A mi no me gusta pasarme de emperifollada (vaya palabrita me ha salido). Mi marido cuando ve una mujer demasiado maquillada o con demasiados "adornos" dice que parece un arbol de Navidad. I tiene toda la razón, al menos para mi gusto. Una discreta elegancia es lo mejor. Cuidado con los estampados también. Menos es más!
    Un beso y buen verano!
    M. Carme

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar