Pizza para desayunar

2.3.15

 


Hola! La semana pasada os comenté que este fin de semana me apetecía descansar y no hacer nada. Pues bien, así ha sido. Hemos estado muy tranquilitos, sin otros planes que dar un paseo, tomar el aperitivo, quedarnos descansando en casa, y probando una tradición norteamericana, que todo hay que decir, nos ha encantado y repetiremos!

Los americanos son muy dados a desayunar huevos con bacon; pues bien, en mi casa el domingo no nos levantamos con mucha hambre, pero a media mañana sí nos queríamos comer una vaca! Como no habíamos desayunado nada más que un café y aún quedaba para la hora del aperitivo, decidimos meternos en la cocina y prepararnos un buen almuerzo!

Estábamos hambrientos así que unimos los huevos con bacon a la pizza. Hay veces que comer, y en este caso desayunar o almorzar, de manera poco convencional es maravilloso pues es algo totalmente diferente que rompe con la rutina. Encontré esta receta de Smitten Kitchen que hoy os traigo, y desde luego, os animo con este clásico y a probar cosas totalmente diferentes a nuestras costumbres.

Eso sí, luego estábamos tan llenos que la comida fue de lo más frugal.


Ingredientes:
2 bases de pizza mediana (si queréis hacer vosotras la masa, la noche antes podéis seguir los pasos de esta RECETA)
6 tiras de bacon
1/2 taza de queso parmesano
2 tazas de queso rallado
6 huevos grandes
Pimienta negra recién molida
Sal
2 cucharadas de perejil picadito
2 cebollas pequeñas cortadas en rodajas finas
 
 


Instrucciones
Lo primero de todo, freímos el bacon en una sartén grande a fuego medio-alto hasta que esté crujiente. Dejamos enfriar en un plato con papel de cocina para que absorba todo el aceite.

Mientras, sobre la base de la pizza colocamos el queso parmesano, espolvoreamos con el pan rallado, y colocamos las tiras de bacon y las rodajas de cebolla. A continuación, ponemos encima de esta masa 3 huevos, y sazonamos con sal y pimienta.

Del mismo modo, hacemos con la segunda base de pizza.

Después, introducimos las 2 pizzas en el horno, previamente calentado, a 200 grados durante 8-10 minutos. De todos modos, cuando veamos que la masa de la pizza está dorada, el queso fundido y las yemas de los huevos hechas, entonces sacamos del horno. Espolvoreamos con perejil y ya están listas para comer, untando en el huevo rebanadas de pan.
 


Espero que os haya gustado! Hasta mañana!!



Imágenes vía Pinterest
 
 
 
 

2 comentarios:

  1. Por las mañanas mi estómago no está preparado para ingerir grasa y sal jajaja, pero viendo esta pizza creo que me lo pensaría seriamente. ¡Menuda pinta! :P

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, hombre yo por la mañana a primera hora no me entra tampoco; pero para almorzar prontito o tomar el brunch es ideal :)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar