DIY: Aceite de rosas y tónico de agua de rosas

9.12.14



El aceite de rosas es uno de los mejores hidratantes para las pieles maduras, para las que tienen la piel muy seca, sensible y para las que están sufriendo las primeras arrugas. Es bueno porque la rosa tiene propiedades humectantes que hidratan y tonifican la piel, pero también es astringente, lo que ayuda a cerrar los vasos sanguíneos eliminando así las rojeces y los capilares rotos.

Igualmente, el agua de rosas, que además de utilizarse en perfumería también se emplea en la cocina, tiene esas propiedades astringentes pero es más suave y natural.

Por otro lado, tanto el aceite como el agua de rosas se usan también en aromaterapia pues calma la ansiedad, te libera del estrés, y te hace sentir bastante bien y más relajada.

Bien, pues si os he convencido con las propiedades de belleza tan excelentes de la rosa, ahora os voy a explicar en este DIY cómo poder hacer nosotras mismas en casa, aceite de rosas o tónico de agua de rosas.

Para este remedio casero, tan solo necesitaremos pétalos de rosa que podremos comprar en cualquier floristería o herbolario, aceite de oliva o de almendras, y agua.
 
 


Las instrucciones para hacer aceite de rosas son: Lavamos bien los pétalos de rosa para que estén libres de impurezas. Luego, los trituramos suavemente (liberarán una especie de aceite ) y todo ello lo echamos a un frasquito pequeño al que habremos puesto previamente aceite de oliva o de almendras (al gusto del consumidor) para hacer el aceite de rosas. Lo cerramos y lo dejamos reposar un día.

Al cabo de 24 horas, retiramos los pétalos y colamos el aceite. Y de nuevo realizamos la misma operación de trituración con otros pétalos frescos, dejándolos reposar igualmente un día.

Cuando veas que el aceite del frasquito ya huele a rosas, entonces habrás conseguido tener tu propio aceite de rosas !! Ojo, todo dependerá de la cantidad de aceite de oliva que hayas empleado; si es mucho, entonces tendrás que repetir la operación de la trituración bastante más veces que dos.

Es cierto que este proceso es un poco largo en el tiempo y además un poco costoso dado el precio que tienen las rosas; pero también os digo que el aceite de rosas puro no es barato.




En cuanto al tónico de agua de rosas, la mecánica es más sencilla. Lavamos igualmente los pétalos y los metemos en un cazo con agua. Dejamos reposar unos cinco minutos, y a continuación lo calentamos con la tapa puesta a fuego muy suave hasta que hierva. Lo dejamos 10 minutos más y apagamos el fuego. Lo dejamos enfríar y listo!

Luego, colamos ese agua y la metemos en un vaporizador. Es fantástico rociarse la cara con este tónico, sobre todo, por la tarde cuando llegas a casa (hace horas que me eché la hidratante por la mañana) pues te refresca e hidrata a la vez. Y también lo podemos aplicar en un algodón para quitarnos el exceso de grasa de la piel o aliviar una zona enrojecida y reseca. Eso sí, os recomiendo tener el tónico de agua de rosas frío. Funciona mejor!


Hasta mañana!!



Imágenes vía Pinterest
 
 

2 comentarios:

  1. Vaya... tienes todo un recetario de cosméticos naturales caseros por lo que veo, jeje.
    Yo utilizo como tónico el agua de rosas directamente, lo tengo siempre en la nevera porque es cierto que frío funciona mejor, y me va genial con eso!

    .Estelle.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar