Hacer cigarritos rusos en casa

17.11.14

 

Hola! Hoy me apetece empezar la semana con algo dulce. Echando un vistazo al blog de Martha Stewart, esta receta de galletas que llama Cigarritos Rusos, me ha encantado, así que aquí la tenéis:

Estos son los ingredientes:
2 tazas de azúcar tamizada
Una taza y cuarto de harina
1/8 de una cucharadita de sal
5 cucharadas de mantequilla sin sal derretida, más otras 4 cucharadas de mantequilla sin sal
6 claras de huevos grandes, ligeramente batidas
1 cucharada de nata
1 cucharadita de extracto de vainilla
115 gramos de chocolate amargo, picado finamente
Aceite de girasol


En un bol, echamos el azúcar, la harina y la sal y hacemos un hueco en el centro. En el hueco, añadimos la mantequilla derretida, las claras de huevo, la nata y el extracto de vainilla. Mezclamos hasta que todo esté bien combinado y se forme una masa. Cubrimos el bol con film y lo dejamos reposar en la nevera durante al menos dos horas o toda la noche.

Calentamos el horno a 220 grados. Untamos la bandeja del horno con el aceite de girasol (no es necesario poner papel de hornear), y vamos colocando en la bandeja una cucharada colmada de la masa, que previamente hemos sacado de la nevera. Con la parte de atrás de la cuchara, extendemos la masa formando un óvalo muy delgado de unos 15 centímetros de largo y 9 de ancho. Repetimos y vamos colocando en la bandeja las masas, que luego serán los cigarritos. 
 
 
 


Horneamos durante unos seis minutos hasta que el borde de las masas esté tostadito. Con un cuchillo o espátula cogemos la galleta formada y la colocamos en la encimera. La envolvemos alrededor de un palo de madera fina dando forma de cigarrillo, y la dejamos enfriar.

Mientras tanto, preparamos la segunda bandeja pues nos habrá sobrado masa y repetimos la misma operación; y así hasta terminar toda la masa.

Ahora, haremos el chocolate. Lo colocamos en un cazo junto con las 4 cucharadas de mantequilla que no habíamos derretido antes, y lo vamos removiendo y mezclando a fuego lento para evitar que se nos queme, y hasta conseguir que se quede suave. Lo dejamos enfriar un poquito y a continuación sumergimos en él la punta de cada galleta con forma de cigarrillo. Las vamos colocando en una rejilla con la punta por fuera del borde para que se seque y ¡¡ya los tenemos!!

 

Están buenísimos. Además, si los colamos en un tarro de cristal con una cinta me parece un detalle precioso y de lo más original para llevar cuando vayamos invitadas a una casa.



Hasta mañana!!



Imágenes vía Pinterest
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar