La manera más fácil de tener agua de mar en casa con algas marinas

miércoles, 17 de septiembre de 2014

 


En el mundo de la belleza, el alga es un ingrediente secreto espectacular al que ahora se está prestando una máxima atención. Las algas son ricas en vitaminas A, C y K; las mejores para tener un aspecto más que saludable en piel, cabello, uñas... También, tienen muchísimos minerales y ácidos grasos, que hidratan y remineralizan la piel, y propiedades antioxidantes, que nos protegen del envejecimiento y de los radicales libres.

Por eso, prestad atención a aquellas cremas que contengan en su composición algas, pues es un elemento natural altamente efectivo. También potencia el equilibrio de la piel, pues regula el exceso de grasa eliminando los brillos; y es uno de los principales activos en las cremas reductoras del cuerpo. Por ejemplo, las encontramos en:



Crema hidratante de día de algas marinas de The Body Shop: 17,00€ 
Concentrado de algas azules Ophycee de Galenic: en torno a los 50€
Gel reductor remodelante con alga marina de Garnier: en torno a los 6-7€ 


Las algas son un vegetal marino que concentra los principios activos del mar, y que ya sabéis que son una maravilla. De hecho, en las temporadas de playa, se suele tener la piel fenomenal, tersa, hidratada... es tan buena, que ya en la antigüedad, los médicos mandaban tomar baños de sol y de agua de mar.

En fin, como las de secano solo podemos aprovechar las propiedades del mar en contadas ocasiones, os dejo con un truquito casero para convertir nuestra bañera en un pedacito de mar.

Es muy sencillo. Con las algas Nori (las que se usan para envolver el sushi y que podemos encontrar en cualquier supermercado), cogemos unas 3-4 hojas y las cortamos en pedacitos. Luego las dejamos hervir durante cinco minutos en una cacerola pequeña. Retiramos las hojas, dejamos enfriar el agua, y cuando tengamos la bañera llena, vertemos el agua en la que habíamos hervido las hojas.
 
 


Ya veréis, huele intensamente a mar y nuestra piel se queda fenomenal. Hombre! está claro que no es el mar (nos faltaría el yodo, por ejemplo), pero con las algas que hemos hervido conseguimos muchos de los principios marinos, y sin salir de casa!



Hasta mañana!!



Imagen superior vía Pinterest
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar