De shopping con mis hijas

viernes, 9 de mayo de 2014

 


El Día de la madre, mis hijas me regalaron una blusa verde de Punt Roma. Me encantó y ya tengo en mente varios looks para lucirla. Sin embargo, me entró morriña y me hizo recordar aquellos regalos que me hacían en el colegio cuando eran pequeños, como un cenicero de arcilla, un collar de macarrones, un cuadro con papel plata… 

Luego llegaron otros presentes adquiridos como un mechero rosa (fumaba), una figurita de porcelana, un pintalabios de marca desconocida…, pasando por objetos de mayor valor como una licorera, un carro para la compra, un bolso de plástico… hasta llegar a agasajos más prácticos y útiles relacionados con el mundo de la moda y belleza.

Es curioso darse cuenta de cómo hace 20 años eras tú la que te preocupabas de comprarles la ropa y de ir marcando su estilo, y ahora ver que casi es al revés, y que regalos aparte, dependo muchas veces de mis hijas para comprar una buena parte de mi ropa. Pero esta actividad no me importa en absoluto, al contrario, me encanta mantener este vínculo emocional.

Con los años, mis hijas se han convertido en mis compañeras de shopping más fiables, aunque nos ha costado trabajo llegar a este estado de telepatía de compras. Por el camino, nos hemos dejado discusiones, sensibilizaciones, bastantes devoluciones y algunas lágrimas. Pero ir de compras juntas se ha convertido en casi un ritual, una excusa para vernos y charlar de nuestras cosas, en definitiva en una buena terapia.

También salgo con las amigas de compras, pero no sé, no es lo mismo. Son mis hijas, y en su opinión confío pues quieren lo mejor para mí. Y creo que este tipo de cordón umbilical, aunque sea a través de las compras y pueda sonar algo materialista, nos une aún más, más allá de un SMS o de una llamada telefónica. Y además, es de lo más gratificante; siempre llego a casa con alguna comprita que estoy ansiada de estrenar como mi nueva blusa verde!!

Para su debut, en un principio pensé en combinarla con el clásico negro o blanco. Pero no, quiero algo diferente, así que, el sobrio gris será su partenaire esta primera vez. Esto es lo que tengo pensado para la tarde-noche del sábado.

 
 
Camisa de seda de Punt Roma: 29,95€ 
Pantalón gris de cuadros de Zara: 25,95€ 
Zapatos de salón grises de Zara: 29,95€ 
Chaqueta larga de Zara: 15,95€ 
Bolso blanco de Topshop: 36€ 
Brazalete dorado de Forever21: 6,45€ 


Espero que os haya gustado e inspirado

Hasta el lunes!!

 
Imagen superior de Pinterest


2 comentarios:

  1. Oly, me ha gustado mucho el post de hoy. Cuando voy de compras con mi hija me agoto. Suerte que es muy de vez en cuando! No le gustan nada y solamente miramos cosas para ella. La verdad es que pasa com muy poco, cosa muy rara pues va a cumplir 22 años, no se parace en nada a su madre, hehe.
    Disfruta estas ocasiones. Buen fin de semana!
    M. Carme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaj, esto es cuestión de tiempo. No te creas que mis principios con mis hijas fueron fáciles!!

      Eliminar

Muchas gracias por comentar