Aquí tenéis dos métodos que están ayudando a los insomnes a dormir

24.4.14

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
 


Hay noches en la vida en que tu cuerpo se pone rebelde cual adolescente y se niega a irse a la cama a descansar. A mi me pasa en bastantes ocasiones; termina la película o programa de turno y mis ojos se ponen como los de un búho y me entra un espabile de repente...

Claro que también os digo que lo peor que podéis hacer, en estos casos de insomnio, es reactivaros y poneros a hacer cosas por mucho que os apetezca. Es mejor quedarse tranquilitas, reposadas, y leer o seguir viendo un programa aburrido en la televisión.

Una noche me dio por adelantar tareas domésticas y en qué hora!! Me limpié la plata del salón, el interior de los armarios de la cocina y a las cinco de la mañana, cuando estaba ensimismada planchando, asoma mi marido la cabeza y me suelta con toda su razón y en el silencio de la madrugada, "pero qué haces?!!!" Un susto de muerte que me reanimó aún más y justo cuando ya estaba empezando a sentir la llamada del sueño!!

Total que es mejor esperar calmada y plácidamente al tardón del sueño; o hacer algunas técnicas de relajación montando un mini-spa en el reducido cuarto de baño.

 En estos casos se recomienda tomar baños relajantes con aceites esenciales de ylang ylang y rosas. Yo, por respeto y no consumir más agua de la necesaria, prefiero una ducha calentita, y luego aplicarme en el cuerpo estos aceites que son tan embriagadores. Luego, me meto en la cama con revistas de moda y donde hablen de salud y belleza para inspirarme, y a relajarme!!
 
 

 
 

También es efectiva la sauna facial. Ponemos agua a hervir en una cacerola y le añadimos 4-5 gotas de aceites esenciales como los del enebro o la lavanda. Si lo tenemos en hierba, también sirven. Luego ponemos la cabeza debajo de una toalla, acercarnos la cara al vapor que se eleva de la cacerola, respiramos y nos relajamos.
 
 


Es una maravilla! A mi, me abre las vías respiratorias, me deja el cutis muy muy suave e hidratado, y sobre todo, me deja tranquilita tranquilita. Os recomiendo que lo probéis; y desde luego, nada de ponernos la piel de ama de casa superefectiva y liaros la manta a la cabeza para dejar nuestra casa como los chorros del oro!!

Que descanséis y hasta mañana!!
 
Imágenes de Pinterest