Porqué el Yoga da un puñetazo a la menopausia

25.3.14

 


Con la edad, las mujeres empezamos a estar cada vez más raras. Estamos más irascibles, nos duelen más cosas como la espalda, la cabeza..., estamos más cansadas de repente, y el humor nos cambia de un minuto a otro, por no hablar de los sofocos repentinos, calambres menstruales, irregularidades en el ciclo, insomnio y estreñimiento. Si tenéis todos estos síntomas juntos, bienvenidas al maravilloso mundo de la menopausia!!

Qué asquerosa de verdad; y qué pesada, por cierto. No sabéis lo que dura!

Afortunadamente, somos más listas que ella, aunque sea algo inevitable en la vida de toda mujer. Podemos combatirla o convivir con ella haciendo más fácil nuestra vida, cambiando algunos hábitos en nuestra forma de vivir. Además del calcio y la vitamina B6, que es muy recomendable tomar, el ejercicio físico y el Yoga ayudan a aliviar sus síntomas.

 

El año pasado me plantee hacer Yoga o Pilates en uno de estos famosos momentos en que piensas (normalmente cuando te duele la espalda o los riñones) "uf tengo que hacer algo, me voy a apuntar a gimnasia pasiva (la de la colchoneta de toda la vida)", y luego no lo haces hasta que pasado un mes, tus vértebras vuelven a crujir. Y así te puedes tirar con estos pensamientos tan saludables un año!

Pero, este fin de semana, estando con una amiga de toda la vida surgió este tema porque ella es más aplicada que yo, y todas las semanas va a clase de Yoga. Así que tomé notas y hoy os escribo sobre esta disciplina física y mental que nos ayuda a estar mejor. Fortalece los músculos del abdomen lo cual puede aliviar los dolores de espalda, la ciática y los calambres en las piernas y vientre mediante los estiramientos. También estimula la circulación y esto hace que aumente nuestra energía; mejora nuestra postura cuando nos sentamos ante el ordenador, por ejemplo; y endurece los senos pues hace que el pecho se abra y la espina dorsal se estire. Y sobre todo, incrementa la flexibilidad y tranquiliza la mente, que quizás sea lo que más me gusta.
 
 
 
 
 

Sin embargo, aunque no es una práctica peligrosa nosotras debemos tomar algunas precauciones porque nuestro cuerpo ya no tiene 20 años. Debemos evitar los giros laterales bruscos y arquear demasiado la espalda (te puedes quedar paralizada encima de la colchoneta sin poderte mover e irte a tu casa con esa postura tan vergonzosa que no se quita hasta que el relajante muscular o manta eléctrica hacen su trabajo). Tampoco son recomendables los ejercicios que te ponen del revés como la postura sobre la cabeza y sobre los hombros porque podemos añadir demasiada presión al cuello y marearnos. Y a menos que seas una gurú del Yoga, la famosa postura del cuervo tampoco la hagas aunque te envalentones y quieras demostrar que puedes con todo.
 
 


Como todo, al principio, hay que hacer los ejercicios sin pasarse de lista y no estar demasiado tiempo manteniendo las posturas; empezar a hacerlas lentamente para evitar lesiones; y no ir a clase con el estómago lleno recién comidas.
 
 
 



No obstante, todas estas advertencias las hará el monitor quien tendrá en cuenta nuestra edad y las limitaciones de nuestro oxidado cuerpo. Con calma y paciencia, y haciendo caso de todas sus indicaciones no tendremos el cuerpo de nuestra gurú en fitness, Jane Fonda, pero sí le pegaremos un buen puñetazo en la cara a la menopausia, y nuestras parejas nos lo agradecerán.



Hasta mañana!!
 
 
Imágenes vía Pinterest
 
 

2 comentarios:

  1. Suena muy interesante, y me has convencido para practicarlo, pero cuando tenga más edad que seguro que me sentiré mejor si lo practico. Ahora con 25 años me conformo con salir a andar una horita al día con mi perro jeje.
    ¿Para practicar yoga hace falta tener mucha flexibilidad en las piernas? Es que nunca he sido capaz de llegar a los pies con las yemas de los dedos :S y cuando lo intento siento que se me rompen los tendones y tengo que parar. A lo mejor el yoga no es para mí al fin y al cabo...

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj, por lo que tengo entendido el Yoga es un ejercicio físico de elasticidad, pero yo creo que se va poco a poco y en la medida de tus posibilidades. Yo también ando todos los días casi una hora, pero reconozco que algo más de actividad me vendría mejor :)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar