En la alfombra roja de los Premios Goya

11.2.14

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
 


Al igual que la ceremonia de entrega de los Premios Goya de este año, que para mi gusto fue insulsa, aburrida y nada extraordinaria, la alfombra roja donde las actrices lucieron sus vestidos de fiesta tampoco fue espectacular.

No ha habido ni un solo look que me haya encantado ni deslumbrado. Al revés, toda una monotonía de vestidos, en negro, dorado y blanco, que iban pasando uno tras otro, sin aportar nada diferente. Estoy así de crítica porque este año la Red Carpet me ha decepcionado bastante, aunque no puedo negar que sí había vestidos bonitos, pero no deslumbrantes!

La tónica general ha sido el largo recto, de cortes sobrios, y mucho lamé y brillis brillis; aunque también se ha dejado ver algún que otro encaje y terciopelo, aunque los menos.

De colores, el negro ha sido la apuesta segura, con el terciopelo como base en muchos casos.
 

 

Quizás, los vestidos más elegantes hayan sido los dorados en cuanto al diseño.
 
 
 
 
 Los blancos, fueron los más insulsos aunque eso no quita que no sea un color muy elegante.
 
 
 

Y los azules pusieron la nota de color entre tanta monocromía.
 
 


No obstante, hubo también actrices (aunque pocas) que pusieron la nota discordante apostando por colores que no seguían la tendencia de las demás, destacando fenomenalmente por ello.
 
 


Igualmente, me gustaron mucho las que apostaron por el smoking, si bien, considero que no era del todo acertado para una gala como los Premios Goya; pero los looks en sí, eran perfectos.
 
 


Finalmente, comentar que de todas ellas, quizás la que más me haya gustado haya sido la ganadora del Goya a mejor Actriz Protagonista, Marián Álvarez, y su vestido azul de Miriam Ocáriz.
 
 

Y estos modelos, los que menos me han gustado, básicamente porque los veo excesivos y no me parecen muy elegantes.
 
Imágenes de Vogue 


A vosotras, ¿quién os ha gustado más de todas ellas?