Pollo frito

31.1.14


Cuando tengo a las niñas a comer en casa, siempre me rompo la cabeza pensando en alguna comida que les guste y pueda sorprender, más allá de los tradicionales macarrones con tomate y chorizo. Pues bien, en una de estas ocasiones se me ocurrió una receta de pollo frito, pero añadiendo un toque especial que lo hiciera diferente. De vez en cuando, es divertido cambiar las cosas, y más cuando hay niños de por medio.

Con ellas en la cocina participando de la elaboración del plato, te ganas muchos puntos para que se lo coman jeje; y más ahora que todos los niños están como locos con este tema tras el éxito de Master Chef Junior.

 
 


Sencillamente, cortamos las pechugas de pollo en tiras. Luego, las pasamos por huevo batido, y en lugar de empanarlos con pan, lo hicimos con CornFlakes (cereales de Kellogg’s), que previamente habíamos espachurrado y hecho migas.
 
 


A continuación, para freírlos usé el aceite que tengo macerando con dientes de ajo y algunas hierbas aromáticas como albahaca, orégano, tomillo y romero. Y cuando, emplatamos el pollo, las niñas colocaron por encima ramitas de las hierbas que normalmente se tienen en casa para cocinar como albahaca, orégano, tomillo, estragón, romero, hierbabuena, perejil…


 
 

Estaba riquísimo y no sobró nada; y ellas, encantadas porque habían cocinado y además habían preparado el plato especial de las pastoras de los cuentos jeje
 
 
 


Que paséis un buen fin de semana y nos vemos el lunes!!

 

Los libros recomendados del mes

30.1.14


Este mes de enero, las lecturas que os recomiendo son dos novelas “internacionales”. Una de ellas, ambientada en la Irlanda de los años 50, es Las chicas de campo de Edna O’Brien; y la otra, refleja la República Dominicana en los años 60, y que es la Fiesta del chivo de Mario Vargas Llosa.


 
 

La trama de Las chicas de campo es la siguiente: Lejos de la capital, Dublín, y en medio de un verde paisaje, bellísimo pero exigente, la joven y aplicada Caithleen ha crecido llena de encanto gracias a la sabiduría y humildad de su madre; una madre obligada, por las duras condiciones del campo, a ser fuerte en cada momento, a sobreponerse a toda desgracia. Pero algo va a suceder que transformará la vida de Caithleen. Y en esa nueva vida, la de la única hija de una familia venida a menos, estará acompañada por su amiga de la infancia Baba, por la sofisticada madre de ésta, por el peculiar Hickey… y por una docena de personajes soberbiamente retratados que hoy día nos siguen pareciendo muy vivos; y entrañables, como en toda vida que merezca la pena rememorar. Caithleen recuerda para nosotros su pasado: unas veces lleno de risas; otras, superando las lágrimas. Recuerda los ritos de paso que la llevaron hasta la madurez: los días de internado, el descubrimiento del amor, la necesidad de aventuras e independencia y, al fin, la gran ciudad, con sus brillantes promesas de futuro.

Comparada con la película El hombre tranquilo, de John Ford, el relato de esta escritora irlandesa se ha considerado como una obra cumbre de la literatura irlandesa del siglo XX. Cuando se publicó en 1960 fue todo un escándalo porque retrata la lucha de unas jóvenes contra los convencionalismos de la época. Ahora, a mí me ha provocado sonrisas, y en algunos fragmentos, tengo que admitir que me he visto retratada jeje Es una novela que engancha y al final, deja un sabor muy dulce. Me ha encantado, aunque es cierto, que yo he vivido momentos parecidos y eso puede inclinar la balanza a su favor. Aun así, os lo recomiendo!!


 
 


En cuanto a la Fiesta del Chivo, la sinopsis es la que sigue: En La Fiesta del Chivo asistimos a un doble retorno. Mientras Urania Cabral visita a su padre en Santo Domingo, volvemos a 1961, cuando la capital dominicana aún se llamaba Ciudad Trujillo. Allí un hombre que no suda tiraniza a tres millones de personas sin saber que se gesta una maquiavélica transición a la democracia. Vargas Llosa, un clásico contemporáneo, relata el fin de una era dando voz, entre otros personajes históricos, al impecable e implacable general Trujillo, apodado el Chivo, y al sosegado y hábil doctor Balaguer (sempiterno presidente de la República Dominicana). Con una precisión difícilmente superable, este peruano universal muestra que política puede consistir en abrirse camino entre cadáveres, y que un ser inocente puede convertirse en un regalo truculento.

¡Qué decir de un maestro como Vargas Llosa! Este libro ha sido declarado la novela del siglo por un centenar de personalidades del mundo de la literatura, ahí es nada. Pero bajando a mi humilde apreciación, os tengo que avisar que si no os gustan los libros profusamente documentados, ni los históricos, ni los que se centran en vicisitudes políticas, entonces esta no es vuestra novela. Es un relato con gran tensión narrativa y yo lo leí con avidez. A veces, la historia es dura, y en ocasiones se hace difícil de leer. Pero la pluma magistral del autor Premio Nobel, lo convierte en una novela que recomiendo sin duda alguna, e incluso para regalar.


Hasta mañana!!

Mis inspiraciones

29.1.14


Con las Navidades de por medio, no he sacado ningún POST acerca de mis inspiraciones; así que ya va siendo hora de publicar esas pequeñas cositas que estos días me están inspirando.



San Valentín y toda la cursilería que le rodea pero que a mi, este año, me gusta porque quiero sentirme mimada (Imagen de Zara Home)



 
 
La laca de uñas rosa pálido (Vanity Fairest) de Essie para descansar de tanto brillo y colorido navideño



 
 El lobo de Wall Street, película de Scorsese que estoy deseando ver en el cine porque es uno de mis directores favoritos



 
 
Hacer con mis nietas galletas de lacasitos, siguiendo las indicaciones de La Receta de la Felicidad 
 


 
Esta caja de vasos vintage de una tienda de decoración que me encanta y que ha vuelto a abrir sus puertas: Casa


Hasta mañana!!
 

Cómo usar la ropa de tu pareja

28.1.14



Imagen de The Sartorialist
 
 
En este POST ya os enseñaba cómo vestiros con prendas de vuestras hijas, y en este otro POST os mostraba cómo conseguir un look femenino con ropa de hombre. Pues bien, hoy amplío esta serie de entradas, dando algunos consejos más de cómo sacar partido a la ropa de vuestras parejas, ya sean maridos, hermanos o amigos. Eso sí, combinándolas con prendas de nuestro armario porque si no, iríamos hechas unos adefesios jeje

Obviamente, algunas lo tendréis más fácil que otras por el tema del tamaño ya que ellos suelen tener unas tallas más grandes que nosotras. Pero yo creo, que algo podremos encontrar que encaje a todas; o si no, por lo menos, inspirar que a fin de cuentas es de lo que se trata. Y cuando nuestro presupuesto es cero para ropa, entonces imaginación al poder!!


Look #1

Afortunadamente, este invierno se llevan los jerseys oversize, de gran tamaño; así que, que tiemblen los del sexo opuesto porque vamos a por ellos! Podemos combinarlos con un vestido, o una falda, con los que vayan a juego. Eso sí, si nos queda por debajo de la rodilla y los hombros por los codos, mejor dejarlos guardaditos. Lo que os recomiendo es que el jersey sea de pico. El escote nos favorecerá más que si es un cuello a la caja que puede verse un tanto desbocado. También, para no vernos tan masculinas, añadid detalles femeninos como puede ser un broche que de algo de gracia también; y un bolso sencillo y básico.

 
 
Vestido básico liso de Cortefiel: 39,99€
Jersey de hombre de cuello pico de MUJI: 31,46€
Salones de piel de Zara: 19,99€
Bolso bandolera de H&M: 14,95€
Broche Panthere de oro blanco y diamantes de Cartier: 24.600€




Look #2

Para esta segunda opción, podemos mezclar elementos clásicos como puede ser una camisa blanca, con prendas más casual como una falda vaquera o de pana. Y podemos cerrar el look con una chaqueta o cardigan masculina, que también nos quedará oversize. Un consejo: arremangaros la chaqueta con varias vueltas, dejando al aire la camisa. Nos dará más aire.



Camisa blanca de BCBG: 130€
Cardigan de caballero de punto fino de H&M: 34,95€
Falda vaquera de Levi's: 71€
Bailarinas de ante de Fosco: 39€




Look #3

Esta vez a unos pantalones de corte masculino que tengamos en nuestro armario, los podemos llevar con una camiseta de manga larga o jersey fino; y un chaleco de hombre que ajustaremos al talle con un cinturón para dar un toque más femenino al conjunto acentuando la cintura. Las prendas que tengamos en nuestro armario y que sean de estilo masculino casan mejor con la ropa de nuestros hombres.



Pantalón de espiga de Zara: 15,99€
Jersey de manga corta de Zara: 9,99€
Chaleco de caballero de Mirto: 55,44€
Botines de Zara: 39,99€
Bolso de Louis Vuitton modelo Rivington: 960€
Cinturón de mujer de El Corte Inglés: 27€


Visto lo cual, os animo a atacar el armario de vuestros hombres y a renovaros con un poquito de imaginación. Sienta mejor de lo que creéis!
 
Hasta mañana!!
 

Cómo elegir correctamente nuestra ropa interior

27.1.14

 


En temas de lencería femenina, aunque nos creamos que sabemos mucho, la mayoría de las mujeres no llevamos adecuadamente nuestra ropa interior. Nos seguimos poniendo viejos sujetadores que obviamente ya no cumplen su función (que es la de sujetar el busto), y es porque no están rotos y por eso no los tiramos. Tampoco prestamos mucha atención a las copas (A, B, C). En unos modelos tenemos la B, por ejemplo, y en otros, la C. Y eso es porque cuando nos lo probamos vimos que nos quedaba bien y nos daba igual.

Igualmente, con el tema de las fajas. Uy qué bien, está que me está apretadita, me sujeta a las mil maravillas!

En fin, como yo soy de las que no llevo bien la ropa interior y desde luego, tampoco soy una especialista en lencería fina, he decidido preguntar a una experta en estos temas para que nos asesore porque es más importante de lo que nos pensamos.

 
 
 
Sujetador blanco sin cazuela, escotado de La Cinta: 72€ (hasta la copa G)
Vestido faja: 88,50€ (hasta la talla 48)



Consejo #1

Paloma Núñez Noval de La Cinta Lencería nos explica en primer lugar la importancia de conocer la talla de nuestro contorno. Este es el primer consejo que debemos tener en cuenta cuando vayamos a adquirir un sujetador nuevo. Además, debemos hacerlo con asiduidad porque nuestro cuerpo va cambiando con la edad, y con él, nuestra talla de sujetador.

La talla del contorno la podemos medir con un metro bordeando todo nuestro contorno justo por debajo del pecho (es conveniente hacerlo con el sujetador puesto, nos matiza Paloma), y el número que nos de (en centímetros) es nuestra talla de sujetador. Es muy importante saberla en detalle porque "realmente lo que sujeta el busto es llevar el contorno en su justa medida; es decir, que el sujetador ni tienda a subirse o bajarse. Esto les pasa a muchas señoras, y la consecuencia es que el busto se ve caído y hacia los lados, acortando la figura y haciéndola más ancha. Por eso, es imprescindible que el contorno vaya a la misma altura que la base del pecho", nos aclara Paloma.
 
 
Sujetador preformado: 85€ (hasta la copa G)
Braguita faja alta: 57€ (hasta la talla 48)




Consejo #2

La siguiente cuestión a considerar es la copa, que en los sujetadores, se clasifica su tamaño por letras. Nuestra talla de copa se consigue midiendo por encima del pecho y restándole lo que mide nuestro contorno. Así, según el tallaje de Triumph A (de 12 a 14 centímetros, busto pequeño), B (de 14 a 16 centímetros, busto medio), C (de 16 a 18 centímetros, busto lleno), D (de 18 a 20 centímetros, busto voluminoso) y la secuencia continúa para copas superiores, llegando en algunos casos a la J.

"La copa debe recoger toda la mama, y subirla a su sitio, y una vez hecho esto tiene que estar totalmente metida (en la copa), así evitaremos doble mama, mama caída, y que se nos claven los aros, con sus posibles consecuencias. Con ello, conseguiremos un pecho alto, y por ende, una figura mas esbelta. Pecho en su sitio figura más estrecha", nos confirma Paloma Núñez.

"Aunque una mujer tenga mucho busto, no quiere decir que también sea grande de cuerpo. Las mujeres no somos talla estándar, por eso cada una debe llevar su talla de contorno y su talla de copa; si el pecho es grande, solo la copa grande. Usar una talla 100 porque tengo mucho pecho, no es verdad porque ese número mide el contorno y no el busto", añade la experta.




Sujetador sin cazuela: 42€



Cuestión de faja

Con respecto a las fajas, un invento maravilloso bajo mi punto de vista, desde La Cinta Lencería nos aconsejan que sean de corte láser para que no se claven y dejen marcas en la piel. Por otro lado, Paloma Núñez nos avanza que las fajas que acaban en la cintura han pasado de moda y es algo obsoleto. "Hace años que las fajitas suben hasta por debajo del sujetador, y sus bordes son cortados al laser, para que no marquen".

En las fajas también existen tallas y no es conveniente ponerse menos talla de la nuestra. Paloma afirma que eso puede provocar que se nos baje, saque lo que queramos esconder y estemos incómodas. "En la actualidad hay muchos modelos de fajitas, que son de telas finitas y que hacen igualmente su función, con lo que las chicas jóvenes y a cualquier edad, irán enfajadas, pero no antiguas. Podemos encontrar con forma de braguita, con pantalón mas larga y menos larga, vestido, bodys... Dependiendo de lo que queramos disimular, así escogeremos el modelo adecuado, consiguiendo lo mejor de las formas femeninas; todas las desigualdades desaparecen, aunque la ropa sea ajustada", concluye.

 
 



En definitiva, si los maestros de la lencería buscan que nos sintamos cómodas, seguras y sexys con sus modelos y diseños, ¿por qué nos empeñamos en no llevar nuestra talla correcta?

En fin, espero que, como a mi, os hayan servido estos sabios consejos.

Hasta mañana!!


 

Interpretando la Paris Fashion Week

24.1.14

 


Aunque todavía nos quedan días de invierno y continuamos con los descuentos de fin de temporada, ya empezamos a tener ganas de días más cálidos y de saber qué se llevará esta primavera. Más que nada por no tirar prendas cuando hagamos limpieza de armario, no vaya a ser que sean el último grito jeje; o descubramos algún chollo ahora en las rebajas.

Yo no soy ninguna experta ni gurú en moda, tan solo una usuaria más. Pero, visitando blogs como este jejeje (un poquito de autobombo), y curioseando en lo que se ha visto en las pasarelas de la Alta Costura que estos días están teniendo lugar, como la París Fashion Week, me puedo hacer una idea de, a mi parecer y según yo lo entiendo, de las tendencias para esta primavera verano de 2014. Todo esto, a la espera de las nuevas colecciones de Pret a Porter, que son mucho más ponibles que la Alta Costura.

Mirando estos vestidos de alta costura, presentados en la semana de la moda que ha tenido lugar en París, esto es lo que yo aprecio que se llevará:


Transparencias llenas de detalles
Elie Saab



Estampados pictóricos
Maison Martin Margiela



Grandes volúmenes
Stéphane Rolland



Tejidos lánguidos y vaporosos
Vionnet



Elegancia exótica
Armani Privé



Tonos pastel
 
Chanel



Detalles bucólicos
Giambattista Valli



Dos piezas
Christian Dior



Fantasía animal
Valentino



La verdad es que no pinta mal. Casi todos los grandes diseñadores han abogado por una silueta femenina, llena de detalles, y las flores continúan, aunque más que en estampados, en relieve. Tomaremos nota para que las que tengamos boda este año!!


Hasta mañana!



Imágenes de Vogue
 
 

Mujeres modelos de cinco estrellas

23.1.14


 
Imagen de Vogue UK


El otro día leía en la revista Vogue que se estaba percibiendo una tendencia en la industria de la moda acerca de las mujeres que hemos sobrepasado los 50 años. Comentaban que se estaba produciendo un acercamiento de los grandes diseñadores hacia esta franja de edad, y que actrices como Sharon Stone, Julianne Moore, Andie MacDowell, Jane Fonda... o modelos famosas como Christie Brinkley de 59 años, o Carmen Dell'Orefays con 80 años, estaban ahora de lo más solicitadas para temas de publicidad e imagen de marca.
 
 
Sharon Stone para Dior



 
Julianne Moore para Bvlgari


 
 
 
Andie MacDowell para L'Oreal París



 

Jane Fonda para L'Oreal París


 
 
 Christie Brinkley para la revista Social Life



 Carmen Dell'Orefays (Imagen de Hair Brained)


 
Puede que sea cierto. No en vano, estas mujeres están estupendas, y es muy loable que aún sigan en la brecha y las veamos en fotos de modelos de cinco estrellas! Hay que tener en cuenta, que tenemos ahora más capacidad adquisitiva para nuestros caprichos y constituimos un excelente mercado. Además, Anna Wintour, de 65 años de edad, es la reina del negocio de la moda y su palabra va a misa.


Anna Wintour (Imagen de By Koket)



Bajando de los alares de la moda de alcurnia, podría atreverme a decir que esta tendencia se está dando también en la moda de a pié de calle, que a fin de cuentas, es donde nos movemos la gran mayoría de nosotras. Marks & Spencer, por ejemplo, fichaba como imagen para su colección de invierno a Hellen Mirren y Grace Coddington; y a Twiggy como diseñadora de una colección especial como hace Kate Moss para Topshop.



Hellen Mirren y Grace Coddington para Marks & Spencer (Imagen de Coventry Telegraph)




 Twiggy para Marks & Spencer



¿Estarán cambiando las cosas?

Me gustaría que así fuera; aunque mientras no veamos más de una portada en las grandes revistas de la moda como Vogue, Elle, Harper's Bazaar, o Marie Claire protagonizada por una actriz o modelo mayor vendiendo diseños exclusivos para nosotras no me lo creeré.

Mientras tanto, seguiré fijándome en estas mujeres que he mencionado, pues como iconos de estilo, me inspiran muchísimo. No hay más que ver a Hellen Mirren en la alfombra roja de los Globos de Oro, y que saqué en este POST.


Hasta mañana!!

 

De paseo por una ciudad pintada de gris

22.1.14

 


En días como estos, en los que el invierno los vuelve tristes y gris plomizo, no apetece salir mucho de casa. Sin embargo, mientras no diluvie o nos azote una ola de frío polar (tampoco vivimos en la ciudad de Seattle, al norte de EE.UU), os recomiendo salir de paseo porque, aunque a simple vista desde la ventana no lo parezca, tiene también su encanto.

Yo, el otro día, decidí salir a pasear por El Retiro en Madrid. Me abrigué, me puse un calzado cómodo, y sin más compañía que el teléfono móvil, me abandoné en mis pensamientos disfrutando del parque, de las estatuas a las que no sueles prestar atención, de la gente que lo cruza o goza... toda una cura de limpieza mental, que además me vino fenomenal para animar mi maltrecha circulación.
 
 
 



Lo mejor, el caldito caliente que me esperaba en casa y la película, acurrucada en el sofá con manta y marido incluido!


Y vosotras, ¿qué soléis hacer en días como estos?

Hasta mañana!!
 
 

Los postres más rápidos

21.1.14


 
 Imagen de Pinterest


Este fin de semana fuimos los anfitriones de una cena de bienvenida a nuestra nueva casa para los amigos. Aunque éramos muchos decidí sentarnos en el comedor en lugar de hacer cóctel; entre otras cosas porque estaba deseando estrenar el comedor :)

Tras conseguir dejar el resacón de las Navidades, opté por un menú ligerito y sencillo pues tampoco tenía mucho tiempo: dos primeros platos a elegir (ensalada de trigueros con queso parmesano y piñones; y puré de patata con pimienta y jamón crujiente); y de segundo, lomitos de lenguado con salsa de piquillos.

En cuanto al postre, también quería que fuera algo básico pero con una buena presentación. Como no se me ocurría nada, estuve visitando a algunos compañeros de la blogosfera de la gastronomía en busca de ideas, y esto es lo que encontré y que hoy os quiero trasladar por si os apetece tomar nota:


 

Este fue el postre que elegí, aunque con trampa: helado de limón con semillas de amapola. En el blog Uno de Dos te enseñan la receta paso a paso y prometo hacerla; sin embargo, como estaba falta de tiempo opté por comprar el sorbete de limón ya hecho, y añadirle unas semillas de amapola, que casan fenomenal con el limón. Estas semillas las podemos encontrar en cualquier herbolario, tienda de dietética e incluso en los supermercados, en la zona de dietética. Y me encantó la idea de presentarlo, que parece un macetero, y así hice aunque no os lo creáis. Adquirí en un chino unas macetitas monísimas (que yo creo que sirven para cactus), y ahí lo serví. Quedó monísimo. De todos modos, si no queréis comprar tanta maceta jeje, siempre podemos usar una grande (las de estilo vintage son preciosas), sacarla a la mesa y allí servir a los comensales en los cuencos o platos que tengamos.


 
 

Madeleins de limón en cuchara del blog Kanela y Limón

 
 

Melocotón a la Lulu del blog La cocina de Carolina

 
 
 

Bundt de aceite de oliva y naranja del blog Bakemania

 
 

Brownie de chocolate en microondas del blog Comer Especial



Espero que os haya gustado y hasta mañana!!


 

Aprende qué ponerte para ir a una exposición

20.1.14


 


En este POST os daba consejos sobre qué debíamos ponernos cuando tenemos pensado ir al teatro, y en este otro POST para ir a un concierto. Bien, hoy os voy a hablar de qué es lo más acertado llevar para ir a una exposición pictórica, fotográfica, ilustrativa... dado que este fin de semana hemos ido a ver Kasumai, la exposición fotográfica de un amigo que muestra el ritual de las luchas ancestrales que se representan en los pueblos del Sur de Senegal (África). Estará hasta el 16 de febrero en un local de la calle Segovia, 16 (Madrid).

Al igual que en el teatro, primero que debemos tener en cuenta es saber a dónde vamos a ir, si se trata de un museo, de una galería de arte o de una sala más pequeña. Y de si se trata de asistir a la inauguración de la exposición (normalmente acompañada de un cóctel), o tan solo disfrutarla un día cualquiera.

Acudir a la inauguración de una exposición de arte requiere vestirse a la moda, de manera apropiada y sin errores.


Museo

Si vamos a asistir, como invitados, a la inauguración en un museo, el evento será bastante ceremonioso. Con toda probabilidad, en la invitación se anotará el dress code, que suele ser tipo cóctel o de etiqueta. Si es de etiqueta, el código establece que debemos ir de largo. En este caso, yo os sugiero un vestido sencillo que no sea muy aparatoso y huiría de los brillantes, pedrerías... más propios de una fiesta o recepción. Para mi gusto, este vestido de Escada sería perfecto.
 
 


Si en la invitación no figura nada, no os preocupéis porque la tendencia es ir vestida con un look de cóctel. Independientemente de si se trata de una exhibición de arte moderno o clásico, de cuadros o de fotos, yo os sugiero que optéis por un look elegante, sencillo, de corte clásico y que vaya en vuestro estilo.
 
 
 
 
 



Galería de Arte

Cuando el evento es en una galería de arte, yo os sugiero que os informéis antes, si es posible, qué tipo de gente acudirá. Si van a ir muchas personas del llamado "mundillo del arte", eso puede provocar en nosotras la presión de tener que ir modernas. Cierto, pero sobre todo, id como vosotras sois, y de nuevo os recomiendo optar por el estilo clásico. Un vestido negro con unos accesorios originales y llamativos son una apuesta más segura que optar por un traje de estampado arriesgado. Y un traje de chaqueta suele ser también otra buena alternativa.
 
 


Sala o local

Finalmente, si la exposición es en una sala más pequeña como puede ser el salón de un ayuntamiento, un local de moda, hotel... id vestidas casual pero manteniendo un toque de elegancia y originalidad. Hay que mostrar respeto por las obras y no es cuestión de ir en zapatillas. Esta sugerencia también se aplica a cuando vayamos un día cualquiera a visitar la exhibición.
 
 
 
Imágenes de Escada


Espero que os haya servido de ayuda esta entrada, y si tenéis alguna duda, preguntadme.
Hasta mañana!!