Sopa de almejas con cava

miércoles, 23 de octubre de 2013

 
Imagen de Heatovento 350


Aunque todavía no ha entrado el frío, sí las lluvias así que ya va empezando a apetecer una sopita rica para comer; todo un clásico de otoño. El otro día preparé una sopa de almejas que me salió riquisima, y la presenté de manera diferente; esto es, en lugar de en un plato hondo, en un cuenco y acompañada de tostones de pan y almendras. Parece mentira cómo cambia un plato con tan solo modificar su presentación!



 Imagen de Taste Spotting


Aunque no tengo fotos de mis cuencos, este modelo de Lapety de barro y pintados a mano son de lo más original para tomar esta sopita de almejas. Y en su presentación en la mesa, o bien lleváis la sopa en la bandeja de barro para el horno, o la trasladáis a una bonita sopera, que fue lo que yo hice la verdad.



Cuencos de barro pintados a mano de Lapety: 10€/unidad



Sopera cisne de Zara Home: 49,99€


Lo cierto es que la sopa de almejas no tiene ningún misterio. Es muy sencilla de hacer, tan solo requiere mimo, paciencia y calentarla lentamente.


 Imagen de The Kitchen Man



Después de la sopa de almejas, decidí que lo que mejor le va como segundo plato era una receta de carne blanca; así que opté por una de mis especialidades, el redondo de ternera en su jugo. Una receta de este plato la podéis encontrar en el blog Las Recetas de mamá, y otra receta de redondo con frutos rojos en Directo al paladar.






Finalmente, otra de las novedades que incorporé a este menú es que lo maridé todo con un cava excepcional, en lugar del consabido vino blanco, que también es una buena opción. No siempre comemos con cava, así que esa fue la gran sorpresa! Bueno, y beber el Gramona Argent Gran Reserva Rosé 2010, que está espectacular.




Vila Viniteca: 29,75€

Espero haberos inspirado y que os animéis a cambiar pequeños detalles que pueden hacer de una comida familiar, algo muy especial.

Hasta mañana!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar