Decoración monocromática

martes, 3 de septiembre de 2013


Cuando regresas a casa después de las vacaciones, solemos ver nuestro hogar de manera diferente. Según el lugar donde hayamos estado residiendo estos días así la verán comparativamente nuestros ojos, o bien más grande o pequeña, o más moderna o anticuada.

Lo que a mi me suele pasar en el regreso es, que una vez finalizada la limpieza, empiezo a cambiar de sitio los muebles por aquello de crear la ilusión de reformar mi hogar. Y me paso varios días poniendo, quitando y cambiando de lugar distintos elementos decorativos.

Este año, inspirada por las revistas que este verano han caído en mis manos, se me ha ocurrido decorar en función de un color. Es decir, he ido agrupando en la medida de mis posibilidades, aquellos elementos o artículos decorativos que comparten tonalidad. Así, si en la mesa de mi salón tenía una caja de nácar junto con varios libros y unas bolas de cristal; ahora la caja comparte protagonismo con un libro cuyas tapas son irisadas, la concha de mar que me servía de jabonera en el baño, y un salvamanteles en blanco crudo. Unos matices que también he procurado ir añadiendo al resto del salón.

Eso sí, hay que tener que cuidado con la elección del color que será el protagonista. Os recuerdo que los tonos pálidos y ligeros transmiten serenidad y tranquilidad; mientras que los colores brillantes y atrevidos pueden crear el efecto contrario, estridencia. Todo dependerá del entorno que nos rodea, de la luz y de los muebles.

Os dejo con esta pequeña selección de imágenes para que os sirvan de fuente de inspiración. Hasta mañana!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imágenes de Achados de Decoraçao, Apartment Therapy, Aras Design, Casa Atelier, Decoist, the Design Traveller, Desire to Inspire, Nell Hills blog, Signepling, the Beautiful Soup, the Lush Nest, y Tislstyle.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar