Cómo llevar vestidos de verano midi

5.8.13

Share to Facebook Share to Twitter Pin This
 
Hay un tipo de vestido, que no es ni corto ni maxi, sino midi (esto es a la mitad de la pierna) que considero favorece mucho a las mujeres que tenemos más de 50 años. Su largura especial permite cubrir pero a la vez enseñar un poco de pierna, algo sexy, elegante y diferente a lo que habitualmente llevamos. A nuestra edad ya hemos pasado por un montón de tendencias, -de hecho, el midi en faldas y vestidos lo recuerdo de los años 70-, y a veces nos aburrimos de la moda y de vernos siempre igual. Pero, creo que este tipo de vestidos son algo fresco y nuevo que nos puede dar otro aire a nuestro estilo.

Si os decidís a llevar un diseño como estos, aquí tenéis algunas sugerencias a tener en cuenta:



 
Vestido de algodón de Mango: 19,99€



Llevar las piernas depiladas

Puede sonar a broma, pero las mujeres que suelen llevar pantalones o vestidos largos, se pueden permitir el lujo de descuidar la depilación y cuidado de sus piernas. Una de las características de los vestidos midi es que llevan el punto focal hacia las piernas y tobillos, así que mejor no llevarlas descuidadas porque todas las miradas se dirigen ahí. Aunque sea un vestido largo, no cubre hasta los pies! Os sugiero llevar las piernas suaves y brillantes, que se consigue con una buena exfoliación e hidratación posterior.




Vestido de River Island: 39,77€



Si las piernas no están morenas, usar autobronceador

Que las piernas se pongan morenas es lo más difícil del bronceado; lo se por experiencia propia jejej Pero dado que estos vestidos suelen ser de tejidos ligeros y vaporosos conviene que nuestras piernas no parezcan escayolas y pesadas. Para evitarlo, un buen truco, que yo uso a menudo, es aplicarnos un poco de autobronceador para conseguir ese tono brillante y dorado que por diversos motivos no hemos podido conseguir.




Kaftán estampado de Zara: 22,99€



Llevar el calzado adecuado

Estos vestidos son de estilo bohemio así que no requieren zapatos serios como unos clásicos salones. Creo que van más con un calzado más veraniego y natural. Quedan bien con sandalias planas, pero como soy partidaria del tacón, mejor llevarlo para aportar un toque más femenino y de afinamiento de las piernas. No es necesario que el tacón sea muy alto, podemos llevar incluso cuñas; lo único que debemos tener cuidado con el zapato que elijamos porque serán bastante visibles!

En cuanto a los colores, si queremos que el vestido se lleve todo el protagonismo, entonces optaremos por tonos sobrios como un nude, o del mismo color del vestido. Pero si no queremos que pasen desapercibidos, entonces elegiremos un tono de choque; por ejemplo, un vestido rojo con un zapato verde.




Vestido de falda plisada de Easy Wear: 55,95€



Añadir accesorios grandes

Los vestidos midi son muy veraniegos y claman por unos buenos collares de grandes piedras exóticas, unos brazaletes anchos, o unos pendientes de aro. Recordad que los accesorios son los que marcan la diferencia y los que pueden convertir un look, en apariencia sencillo, en un estilo interesante y original.


Hasta mañana!!