Manual de uso: Colores flúor

22.7.13



Con la serie Manual de uso, trato de adaptar las últimas tendencias que suelen llevar las jovencitas a las mujeres de nuestra edad; tendencias como las calaveras tal y como recogía en este POST, o las camisetas oversize en este otro POST, que en principio y como suele ser habitual a nuestro pesar, no están pensadas ni dirigidas a mujeres que hemos sobrepasado los 50 años.

Pero no por ello vamos a quedar excluidas; porque llevadas con ciertos matices y a nuestro estilo nos pueden dar muchas veces ese toque de modernidad y frescura que a veces requieren nuestros looks habituales.

Bien, el tema de hoy son los colores flúor o ácidos, que esta temporada estamos viendo en ciertas prendas y accesorios, sobre todo, en azules eléctricos, rosas flúor, verdes fluorescentes o amarillos ácidos; y que también se han dejado ver en las alfombras rojas de las entregas de premios y galas. Por ejemplo, en mi análisis de la gala de los Oscars ya mencioné que Jane Fonda, vestida de amarillo, iba espectacular y era de mis favoritas.

Este tipo de tonalidades son bastante peligrosas, todo hay que decir, porque o aciertas o te estrellas cuando las llevas. Así que os dejo, según mi parecer, unos cuantos consejillos:


Apuesta por la sencillez

Una de las claves más importantes cuando se lleva un vestido , por ejemplo, en uno de estos tonos neón, es que el color sea el rey absoluto. Y eso implica dejarlo solo y apostar por un corte clásico. Nada de diseños barrocos, espectaculares y ultramodernos; la sencillez debe guiar la pauta.


 
 
      Vestido de Lemoniez                                                                Vestido de Foreverunique



No lo sobrecargues de accesorios

Si hemos decidido ponernos una camiseta o blusa de alguna de estas tonalidades ácidas, hay que vencer la tentación de acompañarlo de un collar espectacular o de unos pendientes grandes por muy clásico que sea el corte de la prenda. Estos colores ya de por sí brillan muchísimo y la joyería o bisutería competirían con ellos, pudiendo arruinar el look.




      Blusa de Armani                                                                      Foto de Etsy



Ten en cuenta el color de tu piel y pelo

Una de las razones por las que un look con colores flúor suele fracasar es porque no van bien con nuestro color de piel y cabello. Por ejemplo, a las mujeres que son de tez blanca y pelirrojas, el amarillo ácido sí las puede favorecer, mientras que el verde fosforito, no. En cambio, creo que a las mujeres más sonrosadas y rubias, sobre todo en tono ceniza, les puede quedar catastrófico el amarillo, mientras que el rosa o azul, puede ser un acierto.




       Foto Time Machine                                                                 Foto Street Pepper



No ir con aspecto descuidado

Cuando llevamos un color tan fuerte con los fluorescentes, llamamos mucho la atención cuando vamos por la calle, entramos en un lugar... y al atrevernos con ellos, damos una imagen de mujer valiente y rompedora. Esa imagen es fantástica así que no debemos terminar con ella por el aspecto descuidado de nuestro cabello (con raíces, despeinado, recogido mal hecho...), de nuestro maquillaje (excesivo) y de nuestras uñas (manicura desconchada por ejemplo). Por tanto, cuando salgamos a la calle con fosforitos, debemos asegurarnos que nuestro aspecto es impecable, sobre todo, cuando tenemos una cierta edad.




     Jane Fonda                                                                                Foto de Style Rework



Llevarlo en los complementos

Para aquellas mujeres que no son atrevidas como para ponerse un vestido neón y salir a la calle, como sinceramente es mi caso, siempre tenemos la opción de poder llevar este color en menor medida, esto es, en algún complemento como puede ser el bolso, zapatos, cinturón, bisutería...




 Foto Street Pepper



No usar el neón en aquellas zonas a ocultar

Esta última regla es básica. Dado el carácter de gran protagonismo que tienen estos colores, no es de recibo usarlo en aquellas zonas que nosotras queremos ocultar, porque obviamente todas las miradas se dirigirán ahí. Eso sí, aplicándolo con sabiduría podremos desviar sin problemas la atención de precisamente nuestra área problemática, que vestiremos de oscuro para que pase desapercibida :)




Foto Fashion Makeup



Espero que os haya servido ¡Hasta mañana!

2 comentarios:

Muchas gracias por comentar