Helados caseros

10.6.13

 
No se vosotras, pero yo no concibo un día de verano y de calor sin un delicioso helado. Por eso, hoy os voy a enseñar una manera muy sencilla de elaborar un helado de cucurucho glorioso sin mucho esfuerzo, ideal si hay niños de por medio, o si tenemos invitados en casa. Este truquillo es ideal para helados de vainilla, pero se puede aplicar a otros sabores.
 
 
Foto: To be Gourmet


Para las más mañosas, las remito a múltiples recetas que pupulan en Internet sobre cómo hacer helados caseros de profesionales como Beatriz de To Be Gourmet, de Hogar Útil, o Directo al Paladar. Pero, para las que vamos de cabeza con el tiempo, una tarrina de helado ya hecho como los de Carte D'Or de Frigo, o los helados de tarrina de cualquier supermercado, nos sirven a la perfección.

Otros ingredientes que necesitamos tener son cucuruchos de barquillo, que podemos encontrar en Mercadona, sirope de chocolate, y almendra picada, que también podemos encontrar en la sección de postres de muchos supermercados, o incluso picarlas nosotras mismas.

En un plato pequeño echamos un poquito de sirope, que debe estar muy frío, y apoyamos en él el cucurucho de barquillo para que el borde se quede impregnado de chocolate. Luego, introducimos en el mismo barquillo y al fondo un chorreoncito de sirope de chocolate frío frío; con una cuchara grande y lo más redonda posible formamos bolas de helado en la misma tarrina y las colocamos en el cucurucho. Finalmente, espolvoreamos por encima con la almendra picada.

 
 




Fotos: Cupcakes and cahsmere y Sweet Twist



Y listo! Ya tenemos un helado de lo más profesional y apetecible!