Abrigos de verano, más vidas que un gato

12.4.13

 
Respondiendo a la petición de una lectora, hoy voy a hablar de los clásicos abrigos de verano, una prenda de entretiempo de las que yo soy bastante partidaria. Se llaman abrigos de verano, pero en realidad, se pueden utilizar también durante la primavera y verano.

Normalmente, este tipo de atuendo suele llegar a nuestros armarios porque hemos tenido una boda, comunión o bautizo en una época en que hace frío para ir de manga descubierta. Pero hay que dejarla relegada al fondo del armario porque, aunque no lo parezca, tiene otros usos.

Lo primero que hay que hacer para tener imaginación en nuestros futuros looks es ver el abrigo de verano como un trench, e incluso como sustituto de la americana, y utilizarlo como tal. Y lo segundo es, que en función de la tela, así optar por conjuntos más elegantes o más informales. Es decir, si estamos hablando de un abriguito de seda o con brillos y encajes, optaremos por looks sencillos y casuales; mientras que si se trata de tweed, algodón…, podemos utilizarlos para la tarde/noche y conjuntos más sofisticados.

Estas son mis sugerencias.

Para un abrigo de fiesta, con alguna tela como el raso, el satén o la seda, apagaría el brillo con un jersey de punto de primavera, de perlé, algodón..., combinado con unos vaqueros de color claro, unos botines pues unos zapatos de salón arreglarían bastante el conjunto, y un bolso grande. Para las complementos, el plata, más que el oro.




Abrigo de seda de Rochas vía Luisaviaroma.com: 1.417€
Jersey de algodón de Blanco: 35,99€ (hasta la talla L)
Vaqueros blancos de Lola Slim vía Fashion World: 23,4€ (hasta la talla 60)
Botín abierto de tela de Victoria Delef vía Catalogate: 80€ 40€
Bolso de piel Cocinelle vía Sanci: 154,95€
Brazalete de plata de Tiffany: 960€



Para abriguitos con brocados o bordados, utilizaría una camiseta en lugar de camisa para restar seriedad al look, junto con una falda estampada (las flores son lo más esta temporada), unos zapatos bajos tipo mocasín, y un bolso, también grande de algún color que llame la atención. En este caso, sí elegiría el oro para los complementos para evitar un aspecto demasiado casual.



Abrigo de Naf Naf: 120€
Camiseta de Sfera
Falda con estampado de flores de S. Oliver vía Curvissa: 49€ (hasta la talla 60)
Zapatos de Clarks: 99,95€
Bolso de cocodrilo y ante de Toscannia: 398€
Pendientes de aro de Aristocrazy: 129€



Los abrigos de verano que no son tan de fiesta nos dan más juego. Aparte de poder conjugarlos con todos los looks de arriba, nos dejan ir un poco más elegantes, pero sin pasarnos. Por ejemplo, admiten muy bien los vestidos y unos zapatos de salón; un bolso tipo mediano y sortijas de gran tamaño.



Abrigo de algodón de Síntesis vía El Corte Inglés: 230€
Vestido en rojo burdeos de Yours Clothing: 32,5€ (hasta la talla 60)
Zapatos de salón en ante de Zing vía Zalando: 59,95€
Bolso modelo Speedy de Louis Vuitton: 600€
Anillo de plata con circonitas y rubí de Sanci: 248,95€



Finalmente, para abrigos mixtos, ni tan de calle ni tan de fiesta, podríamos ponernoslos con pantalones que tengan caída, por ejemplo. Una blusa llamativa, zapatos bajos como unas bailarinas, un bolso en piel marrón (a veces no tan elegantes como los negros), y algún colgante de bisutería.



Abrigo de algodón de Tintoretto: 99€
Pantalón de corte clásico de Bon Marche: 16€ (hasta la talla 52)
Camisa de topos de Blanco: 32,99€ (hasta la talla XL)
Bolso en color camel de Longchamp
Bailarinas de piel Stonefly vía Zacaris.com: 89,5€
Colgante Morgan de Misako: 8,99€



Espero, como siempre haberos inspirados y daros ideas; y demostraros que los abrigos de verano tienen muchas vidas como los gatos! Además, creo que son una prenda que nos pueden aportar un toque muy sofisticado.


Buen fin de semana y nos vemos el lunes!!

1 comentario:

Muchas gracias por comentar