Manual de uso: Pendientes largos

8.3.13


Es el Día Internacional de la Mujer, así que muchas felicidades a todas mis seguidoras!!

Hoy os quiero  hablar de los pendientes, un accesorio al que no se suele prestar mucha atención. Y la verdad es que son bastante importantes porque pueden llegar a arruinar un conjunto ideal si no tenemos cuidado.

Los mayores peligros se corren con los pendientes grandes y largos, como estos que os muestro a continuación, pues son más complicados de combinar y de llevar. Pero, con estos consejillos que os voy a dar, espero ayudaros.
 
 

1 Pendientes de platino y diamantes de Tiffany: 16.700€
2 Pendientes de plata de Elsa Peretti para Tiffany: 330€
3 Pendientes Concierto en oro blanco, diamantes y onix de Carrera y Carrera
4 Pendientes de plata rosa y piedras de Dijoüs: 119€ 95,20€
5 Pendientes de oro amarillo de Paloma Picasso para Tiffany: 1.400€

 
La primera regla es saber que los pendientes largos no son exclusividad de la noche. Se pueden llevar perfectamente durante el día. Eso sí, de una manera poco escandalosa. Deben pasar desapercibidos, por lo que llevarlos con el pelo suelto es la mejor opción porque se pierden con el cabello y no destacan tanto, tal y como los lleva la princesa Letizia.




No obstante, si llevamos un conjunto sobrio y queremos animarlo, también podemos llevar el pelo recogido como la modelo Laura Ponte. Eso sí, en este caso, yo no recomiendo llevar pendientes de strass o brillantes.



Otra norma es no ponernos un collar cuando llevemos pendientes largos. Iríamos demasiado recargadas y exageradas. En esta foto de Naomi Campbell, por ejemplo, se puede observar cómo es un error. Los pendientes han quedado relegados a un segundo plano.



Por otro lado si tenemos una fiesta o una celebración tipo boda, y los pendientes que llevaremos son de joyería o alta bisutería, mi recomendación es optar por un recogido, algo suelto, para lucir los pendientes al estilo de Charlene Wittstock.




Eso sí, siempre que el vestido nos permita conceder todo el protagonismo a los pendientes. Para ello, debe ser un vestido sencillo para que toda la atención quede centrada en la joya que cuelga de nuestras orejas como es el caso de la actriz Jessica Alba. Esta opción nos hará parecer que tenemos un cuello largo de cisne.



En cuanto a la ropa a llevar con pendientes largos, en principio, no hay reglas; a excepción de las prendas de lana y punto porque se pueden enganchar. No obstante, los escotes en forma de V y el cuello vuelto son los que más potencian la vistosidad de los pendientes largos.

Por último, en cuanto a la forma de la cara para saber qué tipo de pendientes largos utilizar, los expertos recomiendan lo siguiente: Si la cara es redonda, le van mejor los pendientes largos y estrechos, mientras que si la cara es alargada, se equilibra con pendientes anchos. Si el rostro tiene forma cuadrada, hay que evitar los pendientes angulosos y cuadrados, y optar por pendientes de círculos o formas curveadas. Finalmente, si la cara tiene forma de corazón, se equilibra con pendientes tipo chandelier con forma de campana.

Como siempre espero que estas sugerencias os sirvan de algo!