La Red Carpet de la madurez

26.2.13



He querido esperar a que se celebraran los Oscars para hacer un análisis personal de cómo han ido vestidas las actrices de nuestra edad, tanto en la gala de los Oscars como en la de los Goya. Para las que tenemos bodas y demás celebraciones a la vista, pueden ser una buena fuente de inspiración. Y repito, esto es una opinión personal, pues para gustos, los colores; y no todo el mundo puede pensar igual. Como esto es un blog abierto, podéis verter vuestras opiniones al respecto; yo estaré encantada de recibirlas!!




Voy a empezar por Ellen Hunt, que este año cumple 50. Empiezo por ella porque su vestido está siendo uno de los más comentados al no ser de alta costura. Es de H&M. Tiene un color precioso (la pena es que se le ha arrugado), y la sienta de maravilla, lo que demuestra que comprándote un vestido en una tienda low-cost también puedes ir fenomenal, como os comentaba en este POST. Me encantan las joyas y cómo lleva el pelo. En eso, opino que ha acertado 100%. Lo único que no me gusta es que sea palabra de honor. Efectivamente tiene una figura envidiable y ella está espectacular, pero no se, creo que con 50 años llevar un palabra de honor... no lo veo.



 
Uno de los colores más bonitos que se han visto entre las celebrities ha sido el azul. De izquierda a derecha, la actriz francesa Emmanuelle Riva ha sido, para mi gusto, una de las mujeres más elegantes de los Oscars, y que mejor ha ido conforme a su edad. Después, Livia Firth, la mujer del actor Colin Firth, también ha elegido este color para ir a la fiesta de Vanity Fair, y aunque el vestido es algo soso, de sencillo que es me resulta elegante. Y me ha demostrado lo bien que se llevan como pareja cromática el azul noche con el azul más aguamarina del bolso. Luego, Loles León (no se si he cometido una maldad poniéndola al lado de estas dos señoras), hay que reconocer que lleva un vestido de terciopelo muy bonito. En esta gala de los Goya es de las mejores que la he visto vestida. Lo malo es la raja del vestido, que una ya no tiene edad para hacer de Angelina Jolie!




Siguiendo con los colores, el negro, sin duda, es el favorito entre las actrices. Eso sí, siempre hay que rezar para que no vaya alguien con un vestido parecido o igual al tuyo, que ese es precisamente uno de los riesgos de este color tan socorrido. Eso fue lo que las pasó en nuestros Goya a Aitana Sánchez Gijón y Ángela Molina, que las dos fueron de Lorenzo Caprile. Para mi gusto, van demasiado sobrias. En cambio, la mujer de Daniel Day-Lewis es una de mis favoritas vestida. Lleva un vestido de encaje negro muy fino y elegante. Me gusta mucho mucho. Además, le resta seriedad al llevar el pelo suelto echado para atrás. Un moño la hubiera añadido años. Simplemente, perfecta.




También eligieron el negro las mujeres de Paul Rudd, Steven Spielberg y Dustin Hoffman (de izquierda a derecha). La primera es una chica joven pero la he me he fijado en ella porque pienso que este vestido la hace parecer mayor. Es lo que tiene el negro. Es cierto que hace parecer más delgada, es uno de los colores más elegantes y acertados para ir a una fiesta, pero según como sea el vestido, te echa años encima. Luego, la mujer de Spielberg, horrible. Aunque esté delgada y tenga una buena figura, no significa que pueda ir vestida como una adolescente. Tiene 60 años, muy bien llevados, repito, y ya me gustaría a mi! Pero el escote, el casi palabra de honor, la apertura del vestido... y el desacierto del collar... no la hacen para nada justicia. Con lo guapa que es! En cambio, la mujer de Dustin Hoffman sí ha acertado con su estilismo. Aunque creo que lleva un escote demasiado pronunciado, el vestido tipo globo y el pelo suelto, la hacen parecer más joven y está guapísima.
 
 
 
 
En este tipo de galas, son pocas las celebrities que se arriesgan con pantalones. Y que queréis que os diga, un traje tipo smoking en negro puede ser todo un acierto. Concha Velasco iba estupenda con su smoking en terciopelo, y perfecta en cuanto a joyas y peinado. Y la mujer de Hugh Jackman, que suele ser gordita (en esta gala se la ve más delgada), también acierta con el smoking. Claro que yo soy una firme defensora de los pantalones, la prenda con la que más cómoda me veo jejejej y por eso me gustan mucho.
 
  
 
 
Cuando se tiene una talla grande, opino que el smoking puede sentar de maravilla porque encontrar un vestido que te favorezca, y no te haga más ancha, es una tarea, muchas veces imposible. Melissa McCarty y Octavia Spencer son dos actrices de talla XXL, y hay que decir que la primera va genial, y la segunda, creo que esta no ha sido su gala. Melissa lleva un vestido precioso. Ha huido del consabido negro, y en mi opinión, ha ganado con el gris. En cambio, Octavia, con el rosa pastel se ha cargado el vestido porque es una maravilla y además, no la queda mal. Pero cuando se tiene un cierto volumen, es mejor utilizar colores más neutros. Sí, puede ser aburrido, pero luego hay un mundo de color para los complementos que pueden animar cualquier look.
 
  
 
 
El rojo es uno de los colores más alegres, eso sí, no apto para grandes volúmenes. En los Oscars y en los Goya hemos visto muchos vestidos rojos, y la mayoría de ellos, maravillosos. Judith Colell, Marisa Paredes y Sally Field, van espectaculares. Es una apuesta muy muy arriesgada pues hay que saberla llevar. Pero ellas, como dirían mis hijos, ¡lo han clavado! Sin duda, las tres fueron las estrellas de la noche.
  
 
 
 
Y ahora, os digo cuáles han sido las que más me han gustado. Y son Paloma Pastor, Judith Holste y Jane Fonda. La actriz española Paloma Pastor, de 52 años, va en su conjunto espectacular, aunque lleva un palabra de honor. El color marrón chocolate del vestido es precioso y se sale de los tonos habituales de la alfombra roja. Lleva un peinado que la favorece muchísimo, y el collar y el clutch dorado, de lo más bonito visto en ambas galas.
 
Judith Holste lleva un vestido muy muy sencillo, pero me ha encantado. Iba de las más "tapaditas" y quizás la única con manguita corta, el corte que más nos favorece a nuestros brazos cuando tenemos una edad. La falda recta sin grandes florituras y el detalle de los zapatos a juego con el diseño del vestido me han parecido todo un acierto. El moño bajo también me ha encantado. No se, quizás porque iba diferente a todas las demás, es por lo que me ha llamado la atención. Y muchas veces, se trata de eso, no es necesario seguir las tendencias. Con ir distinto a las demás o como esperan que vayas, es algo rompedor y con lo que seguro darás que hablar, eso sí, para bien.
 
Por último, Jane Fonda, que es mi celebrity ojito derecho, me ha vuelto a sorprender. Está espectacular. El vestido la sienta perfectamente porque los hombros destacados y el detalle de la cintura realzan su figura, que ya de por sí es estilizada, pero aún más. Es un corte de lo más favorecedor. El color es demasiado chillón para mi gusto. Pero claro, una persona menuda y con una talla S como debe tener esta mujer, se lo puede permitir; y no una XXL como yo, que se me vería a la legua jajaj La verdad es que cuando se tiene nuestra edad es un gusto no estar esclavizadas a las modas, tendencias y colores de temporada.
 



Termino con las peor vestidas, para mi gusto, de las que no voy a opinar porque sus estilismos hablan por sí mismos.

Espero no haberos aburrido porque me ha quedado un post bastante largo. Pero es que había tantas cosas qué contar! y que mis opiniones os sirvan para algo, y os hayan inspirado en vuestra búsqueda del traje perfecto de madrina o invitada de boda.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar