Consejos de belleza para menopausia y vejez

7.2.13



La menopausia puede generar multitud de cambios internos, que pueden verse reflejados externamente. Entre los 45 y los 55 años, se suele producir menos estrógeno y el colágeno y elastina pierden su brío. Esto reduce la función normal de la piel, que ahora se nos pone más reseca y escamosa, y perdemos luminosidad y firmeza.

Pero no nos pongamos tristes. A pesar de estas pérdidas y al horripilante aumento de las arrugas, somos más sabias y ahora sí sabemos lo que mejor nos sienta. Además, contamos con el inestimable, que no samaritano, apoyo de la industria de la cosmética y belleza, que nos ayuda a lidiar con las señales del envejecimiento.

Con este post quiero iniciar una serie de entradas dedicadas a esta temática, sugiriendo unos pequeños cambios en el régimen del cuidado de nuestra piel, y algunos arreglos sencillos y rápidos para estar más guapas de lo que somos.

En este POST, por ejemplo, ya os daba algunos truquillos sobre maquillaje a la hora de aplicar la base. Ahora, a modo de resumen, os comento este decálogo de sugerencias de cosas que se deben hacer para mejorar nuestro aspecto: 


 
 
 
Y este decálogo de cosas a evitar:
 
 
 
 
A todo esto sumo, que como nuestra piel ya no retiene la humedad como antes, deberíamos usar productos más cremosos. Es decir, si estáis utilizando hidratantes en loción, os recomiendo pasar mejor al formato crema. Ese era mi caso hace un par de años. Me gustaban más las lociones porque odio que se me quede la cara grasienta; pero estaba equivocada. El motivo era que no estaba empleando la crema adecuada a mi tipo de piel. Y eso es muy importante. Aparte que hay firmas que tienen cremas más untuosas y grasientas como Sisheido; y otras, como Clarins, que se absorben en segundos.
 
Id probando hasta que deis con las que más os guste. Es más, os recomiendo cambiar de crema y casa para que la piel no se os acostumbre. Y un consejo: pedid siempre que os den muestras de la crema que queráis utilizar, y sin vergüenza que para eso están! Dado el precio que tienen las cremas para pieles maduras, nos os aconsejo gastaros un dinero, que luego puede ir a la basura.

Igualmente, os sugiero exfoliar la piel con más frecuencia. También conocido como peeling, es uno de los mejores tratamientos para eliminar células muertas, renovar la capa superior de la piel, librarnos de los pellejitos y escamaciones... Yo para el cuerpo, ahora me lo estoy exfoliando con un jabón de Lush, el sugar scrub; y para la cara estoy utilizando un gel exfoliante suave de Bella Aurora, con el que estoy encantada, porque además ayuda a combatir las manchas.

Por último, aplicarnos una mascarilla hidratante una vez a la semana no está de más. Las de Lancôme son buenísimas, aunque también hay fórmulas caseras que funcionan fenomenal. Más adelante, os enseñaré como preparar una mascarilla hidratante casera a base de miel.

Este post me está quedando larguísimo, pero es que hay tantas cosas que contar!! De momento, os he contado lo básico, pero prometo que habrá más :) Hasta mañana!! 
 
 

1 comentario:

Muchas gracias por comentar