Combinar queso y vino

21.2.13


Como buena manchega que soy, me encanta el queso, sobre todo, los de sabor fuerte, y los puro de oveja. Es obvio jejeje Aunque no soy una entendida voy a tratar de daros algunos consejillos sobre cómo encontrar una buena pareja de baile al queso, que no es tan sencillo como una puede pensar.

En cuanto a su maridaje con el vino, depende de la uva y el tipo de leche utilizado en el queso. Así, como primera regla básica, dicen los gastrónomos entendidos en caldos que a los quesos complejos y fuertes, les van vinos jóvenes; mientras que a los quesos salados, los vinos dulces.
 





Si vamos a poner una tabla con distintas variedades de queso, mi recomendación es presentarla con un buen vino blanco o un tinto joven, pues van con todos los tipos de queso. Pero si vamos a optar por poner un solo tipo de queso, aquí la cosa ya cambia:

Si el queso es blanco y fresco, mejor un vino frutal y suave. Para un queso de Burgos (como Angulo), Brie (Chamois D'Or) o Camembert (Le Châtelain), una buena opción es un vino blanco como el de Marqués de Murrieta Capellanía:18,50€ o un ribeiro como Alberte: 6,95€

 



Si el queso es oscuro y duro, el vino deberá ser más fuerte y complejo. Por ejemplo, un queso Gruyère de la quesería suiza Kaserei Fritzenhaus, o un queso Emmental (Président), van fenomenal con un vino tinto como un Muga Crianza: 12,25€

A un Idiazábal (dicen que el mejor es el del caserío Mauxitxa), o Torta del Casar (de Rafael Pajuelo, espectacular), lo acompañaría de un Pesquera Crianza: 14,70€





A un buen queso de cabra como el de la quesería canaria de Julián Díaz, aunque pueda parecer extraño, le pondría y quedaréis fenomenal, un excelente champagne como un Moët & Chandon Brut Imperial: 32,50€

Y si se trata de quesos azules, optad por vinos dulces. Por ejemplo, el queso de Roquefort (el de Société es el que más nos gusta), casa fenomenal con un Gran Feudo Dulce: 7,15€; o juntar un Cabrales con denominación de origen, con un Caligo Vi de Boira: 22,45€





De todos modos, para no liaros mucho, yo suelo utilizar un truquito y es el matrimonio regional, esto es, acompañar al queso con el vino de la tierra de donde proceda. Así, si el queso es manchego 100% de leche de oveja como los de la quesería Tellez en Almagro (Ciudad Real), no te equivocarás con un buen y fuerte Valdepeñas como los de las bodegas Pago del Vicario: 16,60€


¡Qué hambre me ha entrado de repente!