Cómo vestir la mesa para Nochevieja y Año Nuevo

28.12.12

En este POST hablaba de cómo decorar la mesa por Navidad de forma económica, pero atendiendo a un par de peticiones, hoy voy a daros algunos consejillos e inspiraciones para montar una mesa para la cena de Nochevieja o comida de Año Nuevo.
 
Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tamaño de nuestro comedor y el número de invitados que sentaremos a la mesa. Si las dimensiones de nuestro comedor o salón son amplias, y los comensales son bastantes y pueden estar algo apretados en la mesa, siempre es preferible poner un añadido a la mesa para ampliarla, para estar más cómodos.

A la mesa del comedor podemos juntar o bien otra mesa (de cocina) que tengamos por casa y se ajuste a la altura; bien un tablón con unas borriquetas; o bien una mesa pegable, bastante recomendable tener, sobre todo, en las casas pequeñas como este modelo de IKEA, aunque este tipo de mesas también las podemos encontrar en grandes superficies y tiendas de muebles de cocina.
 
 
 
 

Eso sí, conviene retirar algún mueble antes para dar más espacio a la sala, y que no se vea todo enclaustrado. En estas ocasiones, las sobremesas suelen ser bastante largas, y la mayor parte del tiempo, los invitados permanecen en la mesa. Por ello, enfocad todos vuestros esfuerzos a la mesa del comedor y si hay que sacar el sofá del salón (si no se piensa utilizar luego), pues se saca!!
 
Al igual que quitaremos lo que nos estorbe, también es bueno añadir algún mueble que sea necesario y nos facilite la atención a los invitados, como una mesita auxiliar para dejar aquellas cosas que no quepan en la mesa. O una lámpara de pie más para iluminar la estancia por si fuera necesario.
 
 
 
Mesa auxiliar de madera natural de Mater Ethical Living: desde 295€
Lámpara de pie de Foscarini modelo Twiggy Lettura
 
Lo siguiente a considerar es la vajilla que pondremos ya que en función del modelo, así tendremos que elegir el mantel. Si la vajilla tiene un diseño de colores, recomiendo un mantel liso; en cambio, si la vajilla es lisa y llana, se puede utilizar un mantel estampado, aunque los lisos también son aceptables. Si son de tonos diferentes a los platos, mejor pues así resaltarán más.

Por cierto, debajo del mantel, yo siempre pongo un hule o protector de plástico, por si se vierte algo que no dañe a la mesa al calar el mantel. Y si vamos a comprar un mantel nuevo, mi recomendación es que sea en tonos claros con ligeros detalles de color para poder aprovecharlo el resto del año.
 
En el caso de que queramos lucir una vajilla con diseños, para realzarla, podemos optar por un mantel blanco, que podemos adornar con corremesas, como este rojo, también de IKEA.
 
 
 
Mantel blanco de IKEA modelo Caja: 12,99€
Corremesa de IKEA modelo Märit: 4,59€

En cambio, si la vajilla es lisa, un mantel precioso es este con flores doradas sobre fondo blanco, que bien podremos aprovechar en otras ocasiones.
 
 
 
Mantel Zara Home modelo Perla: 49,99€

En cuanto a las vajillas, como decía mi madre, "en Navidad hay que sacar la buena", que solía ser la que te regalaban cuando te casabas. El problema es que con el tiempo, o está ya muy vista, tiene partes melladas, o ya no nos gusta. Bueno, pues esta Nochevieja puede ser una buena ocasión para comprarnos una vajilla nueva, y no tiene por qué ser cara. Eso sí, cuanto más formal sea nuestra cena, más clásica deberá ser la vajilla.

La colocación de los platos va según la cena que se haya preparado y por orden de llegada de la comida, y que se van retirando conforme llegan las viandas a la mesa. Primero se pone el plato llano (el más grande), que suele estar destinado para el plato principal o segundo plato. Encima de él, se coloca o bien, un plato hondo si el primer plato lleva caldo o sopa; u otro plato llano (pero el pequeño) para los entrantes. Por cierto, nunca se colocan dos platos llanos uno encima de otro, aunque sean necesarios por el menú. Una vez terminado el primer servicio, se retirará de la mesa y se cambiará por el otro plato.

En relación al bajoplato, este tiene una utilidad básicamente decorativa, y práctica ya que evita muchas veces las manchas en el mantel, principalmente por un cubierto mal colocado. Los bajoplatos o van a juego con las vajillas (ahora, la mayoría de las vajillas los llevan pero se compran aparte); o podemos tener un juego básico que pegue con todas nuestras vajillas como estos bajoplatos de La Mediterránea en color cobre. Si nuestra vajilla es lisa y el mantel no es estampado, los bajoplatos pueden ser el toque que aporte color a la mesa.

Por otro lado están los platitos para el pan, que en todos los restaurantes suelen poner, y la verdad es que en las casas suelen pasar bastante desapercibidos. Si caben en la mesa, yo los pondría pues dan un toque de distinción. Se colocan a la izquierda. Si el plato fuera un reloj, su colocación, según las manecillas del reloj, sería las 10:50 horas. Al igual que los bajoplatos, yo optaría por un modelo básico, que me fuera con todas mis vajillas, como estos de cristal de Zara Home.
 
 
 
Vajilla de Zara Home modelo Joanna: 4,99€- 25,99€
Vajilla de Villeroy & Boch modelo Golden Garden
Bajoplatos de La Mediterránea modelo Aster: 10,38€
Plato para el pan de Zara Home modelo Olimpia: 3,99€

Pasemos ahora a la cristalería. Debemos colocar las copas y vasos que vayamos a necesitar. Su disposición en la mesa es por este orden, de izquierda a derecha: primero la copa del agua, que es de tamaño superior o igual al resto. No debe ser más pequeña; de hecho, un error frecuente es utilizarla como copa de balón para el vino tinto y eso no es correcto. Estas copas ya deben estar llenas (normalmente 4/5) cuando se sienten los invitados a la mesa.

A continuación viene la copa de vino tinto, de igual tamaño o ligeramente inferior a la de la copa de agua. Esta se debe rellenar 1/3 de su totalidad. Luego, la copa de vino blanco (que es más pequeña que la copa de vino tinto) si vamos a servir pescado o marisco; si no, no es necesario ponerla. Y luego, y ya a la derecha de la fila de copas, la copa de champán, que se coloca desde el principio. La mayoría de las veces no la ponemos hasta el final, cuando se sirve el postre y eso es un error.
 
 
 
Cristalería de Becara: desde 9€

Finalmente, en lo que respecta a la cubertería, también sacaremos "la buena" y no la de diario. Su disposición es sencilla: los cubiertos se colocan de fuera hacia dentro por el orden en que vayamos a emplearlos y en el lado de la mano con la que se utilizan. Las cucharas se ponen si se van a utilizar; y los cuchillos, siempre con la parte de la sierra mirando al plato. Para ser más específica, a la derecha del plato se ponen las pinzas para el marisco, la cuchara, el cuchillo para entrantes, el cuchillo para el pescado, y el cuchillo para la carne; a la izquierda del plato, el tenedor para los entrantes, tenedor para el pescado, y el tenedor de carne; y en la parte delantera del plato, la cucharilla, tenedor y cuchillo de postre.

Como en mi propuesta de mesa está primando los tonos dorados, voy a escoger una cubertería dorada.
 
 
 
Cubertería By Table de 16 piezas: 89€

Y eso es todo. Para su decoración ya os daba ideas en este POST. Y ahora a disfrutar de la última noche del año con nuestra familia y amigos!!