Pan Rallado

16.11.12

Por la velocidad que llevamos hoy en día, ante la falta de tiempo, desgraciadamente se están perdiendo muchas tradiciones caseras. Ahora, las recetas clásicas que nuestras madres hacían en la cocina, o bien se hacen con prisas y con ingredientes ya comprados y envasados, o bien sencillamente no se hacen porque lleva mucho tiempo.
 
 
 

Es más, se está llegando a tal punto, que incluso las ralladuras ya ni siquiera se hacen. Se compran por bolsas en el supermercado y a correr. La pena es que todos esos ingredientes y alimentos llevan conservantes para mantener su conservación, así que hoy, desde este pequeño post quiero hacer un alegato a favor de las cosas y comidas naturales :)

Seguramente, muchas de vosotras, ya lo ponéis en práctica desde tiempos inmemoriables, pero otras, como es mi caso, por dejadez quizás o falta de tiempo, lo he ido apartando de mi rutina culinaria. Os quiero demostrar que, por ejemplo, rallar queso o pan, no nos lleva tampoco tanto tiempo. Es más, yo solo he tardado 10 minutos escasos en rellenar un bote de pan rallado. Y sin termomix!

Tan solo he necesitado pan duro, que he ido guardando el sobrante en una bolsa para el pan, y la trituradora (la batidora también sirve :)
 
 
 

Se corta en pedacitos y ale! a triturar hasta que queda un polvo un poco más grueso que la harina.
 
 
 
 
 
 
 
 
Un consejo, si notáis que el pan está húmedo o blando, metedlo unos 10 minutos en el horno a temperatura media para secarlo. Igualmente, aseguraos que el bote o recipiente donde vayáis a guardar el pan rallado se cierra hermeticamente, y si vivís en climas húmedos, incluir una hoja de laurel seca dentro de tarro. Este simple truco os ayudará a evitar que el pan se humedezca.

Finalmente, también podéis mezclar el pan con ajo y perejil rallado para darle más sabor a vuestros futuros platos. Otra cosa, los corn flakes rallados son también una excelente opción al pan rallado, sobre todo, para los platos para los niños, y los nuggets de pollo :)